viernes, 12 de febrero de 2016




supe el cítrico destino 

de una ciudad acerada 
oculta bajo el polvo 

supe el fértil soplido del viento 

arañando mi apatía 

y la primordial tragedia 

de extrañar 
el mar que hay en tu espalda 



No hay comentarios: