martes, 26 de mayo de 2015

69






la veo aromar con orégano la cama

vuela
vuelve de un país donde el sonido
del silencio
nos habita la lengua
y así
perfumados de afrodita
nos dormimos
en la estruendosa certeza
de no tener que decirnos nada
para entenderlo todo





1 comentario:

Darío dijo...

Callados... así... shhhhhhhhhhhhhhhh