miércoles, 6 de mayo de 2015

60

  


                                           A Cinzia Ricciuti

como un crujido
estruendoso
en la inmensidad
del mar

el lamento es un aullido sin luna

sólo por esta noche
encomendados a las bondades
del silencio


dejamos hablar al viento




No hay comentarios: