sábado, 6 de diciembre de 2014

6



que no importe
nunca jamás
tener que mirarme
sentado
tieso
con la copa de vino


saber que soy
un país
fuera de mí



1 comentario:

María Bartolomé dijo...

Espléndido.
Y ese "tieso" hace tanto ahí...
Abrazo, Leo.