domingo, 11 de mayo de 2014

42







libro a la sutileza
de tu predilecta lectura
la insuperable exégesis posible
que podría racionalizar
el hecho directo
que aquí se manifiesta
como única lectura posible:

querer vivir
el resto de mi vida
con vos,
Carolina.




1 comentario:

Anónimo dijo...

AY AY AY ...
TE AMO