lunes, 10 de marzo de 2014

PEZ DE PLOMO




                     A las tres mosqueteras.


Alguien en el mundo nos piensa, mientras nosotros miramos insistentemente cómo el pez de plomo emerge del caño acerado y, precipitadamente, nos impacta en el centro de la frente, para dejarnos nada.


Alguien en el mundo nos piensa, y es la hora del té o del almuerzo, de una caminata con música o de leer en la hamaca; nos piensa, alguien, ignorando siempre nuestro destino egoísta, y todo lo que una miserable muerte avecinará.



2 comentarios:

Darío dijo...

Nos queda el consuela de vivir un poco más en ese otro que nos piensa. Un abrazo, pueta!

Leo Mercado dijo...

Abrazo, Darío.
Gracias.