miércoles, 5 de febrero de 2014

7 (de "Poesía sin asco")





hay que saber decir basta
cuando la línea final del poema sucumbe
cuando la pacatería de las detentoras de la moral
procede con acierto
cuando asestan la puñalada oculta
después de pedirle perdón al dios crucificado
y ocultar la otra mejilla



2 comentarios:

mónica pía dijo...

siempre es bueno saber decir "basta" y "no"...

saludos!

Leo Mercado dijo...

Decirles basta.
Saludos.