sábado, 15 de febrero de 2014

19


 
 
 
 

he luchado
contra un enorme y barbado hombre
al que la ternura
le brotaba por los ojos
 
 
 

4 comentarios:

María Sotomayor dijo...

La ternura... que brote, por los ojos, por donde sea pero que brote.

Leo grande!!

Leo Mercado dijo...

Gracias, María.
Besos.

Vera Eikon dijo...

Yo creo que es ese hombre barbado el que brota de la ternura.....Abrazo amigo!

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja.
Abrazo, mi querida amiga Hermidalonga.