lunes, 20 de enero de 2014

5


 
 
 
prisionera

mi guarida se yergue

entre cerros

 

ocupando un espacio

ignorado

atestado de argumentos  

y sentencias

 

aquí sólo somos

un punto

un jalón que se desprende

del verde

para ser más verde aún

 

somos igual a cualquiera

de las cosas de las que somos parte

 

aunque quizá latamos
un poco más fuerte


4 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Impecable. Y es final...Abrazo amigo!

María Bartolomé dijo...

Me gustó, aunque ahora los argumentos se me acumulan en el cuello.
Saludo.

Jorge Ampuero dijo...

Palpitar es lo que cuenta.

Saludos.

Leo Mercado dijo...

Gracias, amigos, por la lectura.
Abrazos por tres.