lunes, 18 de noviembre de 2013

XXXIV




la estela de tu pelo
es suficiente
para poblar la casa
de pronunciaciones
que
como un viento
o un relámpago

reincorporan el cosmos



6 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Qué es lo que tiene el cabello femenino que en algunas culturan acostumbran a cubrirlo? Yo creo que es la consciencia por parte de los hombres de su poder. Ya ve en su poema recompone el cosmos, y yo me he imaginado a las estrellas cayendo en el desorden que a veces caen(será eso posible? si se supone que son inmóviles). Le juro, he visto ese cabello como un látigo. A una orden los caballos se encabritan. A la siguiente se agrupan en filas,completamente mansos...Abrazo grande amigo Mercado

Leo Mercado dijo...

No sé qué decir, Vera. Aquí hay un poema, pequeño, diminuto, que cumple la función de ceñirme a un hilo dorado, a una mujer que amo.
Es usted siempre muy generosa y dedicada en sus lecturas y comentarios. Y yo lo agradezco enormemente.
Un beso grande.

Miriam Tessore dijo...

este caballero mantiene la información genética masculina, sensible y perdurable, y disfruta de la observación, luego...poemas así endulzan la siesta.

Un abrazo a los dos

Leo Mercado dijo...

Retribuyo el abrazo y agradezco las palabras, Miriam.
Un placer.

Darío dijo...

Usted se agiganta en la ternura...

Leo Mercado dijo...

A los gigantes, la ternura se les sale por los ojos.
Un abrazo, Darío.