sábado, 2 de noviembre de 2013

Confabulación de objetos




Viajo en una galopante miopía, que me ayuda a ver fantasmas, rinocerontes, peces de colores. Formas que sólo son ese segundo que tardo en tenerlas al frente.





14 comentarios:

guillermo iglesias dijo...

Esa clase de miopía -esa que te permite ver- se llama "literatura".
Es incurable.

María Bartolomé dijo...

Conozco esa sensación.

Leo Mercado dijo...

Por suerte, maestro.

Leo Mercado dijo...

Hablamos un mismo idioma, entonces, María.

María Sotomayor dijo...

Los miopes, cuando vemos cosas que nadie podría ver... me quito las gafas para leerte entonces.

M.

Leo Mercado dijo...

Gracias María. te gustan también los peces de colores?

Vera Eikon dijo...

Ojos libres de la rigidez de las formas.Mirada desnuda....Abrazo, amigo Mercado.

Darío dijo...

Maravilla del instante... Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Un reflejo de lo que soy, Vera. Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Lo que permanecve siempre es el instante, amigo Darío.
Abrazos.

Patricia Nasello dijo...

Me has hecho ver que estos lentes de miope (que han sido mi cruz desde niña), a la hora de la literatura,son una extraña forma de bendición.

Un fuerte abrazo, Leo

Leo Mercado dijo...

Es probable, Patri...
Gracias por venir a visitarme. Un placer.
Abrazos.

Mariela Laudecina dijo...

qué afortunado!

Leo Mercado dijo...

Sí.