jueves, 12 de septiembre de 2013

29




deberemos sostener la arboleda

apuntalarla con pájaros
para que no se nos olvide
la sutil transparencia
del vuelo



12 comentarios:

Maritza dijo...

Absoluto!...

Felicidades,Leo.
Un abrazo grande.

Vera Eikon dijo...

Oh Oh! Qué hermosura! Me dejaste muerta morida, Mercado. Como si me hubiese apuñalado con pájaros...

Leo Mercado dijo...

Gracias Maritza.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Gracias Vera. (Los pájaros son, en todo caso, una puñalada de viento, nada más).
Besos.

Patricia Nasello dijo...

Increíblemente hermoso, Leo.

Leo Mercado dijo...

Gracias Patri!
Un beso.

Darío dijo...

La transparencia esa virtud...

Leo Mercado dijo...

Esa virtud, Darío, que, como toda transparencia, es inasible.
Un abrazo.

el maquinista ciego dijo...

Cierto, pocas cosas más sutiles que la transparencia del vuelo...
Por suerte para mí, ayer dos amigos me regalaron una hermosa excursión a las maravillosas Islas Cíes, aquí en Galicia. Uno de esos pocos lugares donde los amos son los pájaros, y los humanos sólo meros convidados, obligados por ley al silencio y la paz.
Un poema hermoso, Leo. Una sutil transparencia ésta su casa ;))
Abrazo.
Susana -que así me llamo, por cierto, jeje-.

Leo Mercado dijo...

Gracias Susana por la excursión a las Islas Cíes (mi curiosidad me llevó a visitarlas por internet).
Un abrazo.

Mariela Laudecina dijo...

Precioso.

Leo Mercado dijo...

Graciela.