viernes, 20 de septiembre de 2013

25





entro a desgarro en la indiferencia
sin quererlo
como el último de todos
como la saliva final del beso

soy el que todos ignoran

-digo.

estoy aquí
beso tu frente
nunca estarás solo

-dice.

entonces nos amamos





8 comentarios:

Miriam Tessore dijo...

con semejante declaración porqué olvidás? porqué esa soledad?

Leo Mercado dijo...

La soledad es un acto inevitable. Ya lo dijo Cortázar: "Y sé que estaré solo en la ciudad más poblada del mundo". Como inevitable es que evoque la necesidad de la mujer que amo. Acaso la primera condición es la excusa que deviene en la segunda situación.
Besos, Miriam...

PD: Estás posteando poemas bombas, muy muy muy buenos.

Aniquiladora dijo...

Bendita soledad que te guía hacia adentro...

Besos

María Sotomayor dijo...

Leo me estás cortando...

Grande!

Leo Mercado dijo...

Aniquiladora: A veces puede ser un buen elixir...
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Uy María...

Noelia Palma dijo...

Eso se llama tener suerte ;)

Leo Mercado dijo...

Si.
;)