lunes, 2 de septiembre de 2013

1




un día
subiremos al deseo
al borde más afilado del deseo

y entenderemos que la vida
es 
ese abrazo de ternura
que nos damos



10 comentarios:

Mariela Laudecina dijo...

Hermosísimo este poema.

Leo Mercado dijo...

Gracias Mariela.

estela ela dijo...

Ese borde escarpado del deseo, en contraste con la ternura del abrazo...

Beto Monte Ros dijo...

Bueno, bonito, sensible.

Saludos.

Elizabeth Pineda G dijo...

Leo, navego en la dulzura de tus letras...

Tantos abrazos!

Leo Mercado dijo...

Beto, muchas gracias por la siempre lectura.
Un abrazo, compañero cofrade.

Leo Mercado dijo...

Siempre sos bienvenida a bordo, Eli.
Un fuerte abrazo.

Leo Mercado dijo...

El borde del deseo siempre es escarpado, estela ela, en contraste con cualquier ternura.
Gracias por leerme y comentar.
Un abrazo.

Vera Eikon dijo...

Me gusta el contraste, una espera pasión, salvajidad, y de pronto se encuentra ternura....ay....Abrazo, Mercado.

Leo Mercado dijo...

Suerte de principiante, la mía, Vera.
Besos.