viernes, 16 de agosto de 2013

EL FILO DEL PU( )AL




Advertencia

En un primer momento, creí que los hechos se( )alados a continuación me habían sido confiados por el mismísimo protagonista, dos días después de sucedidos. Yo intenté relatar una historia al respecto y no pude hacerlo. Las palabras que proceden son un peque( )o y empe( )ado, aunque insuficiente, intento en ese sentido. Sólo después de escritas entendí que jamás había estado en Espa( )a, y que mucho menos podría haber conocido a I( )aki Nú( )ez. Podrá decirse o pensarse entonces que acaso yo soy el protagonista; en tal caso, ni yo mismo ni estas palabras, ni este papel ni usted, entra( )able lector, existimos.



Al abrir los ojos, las laga( )as cotidianas no entorpecieron su visión. Frunció el ce( )o, levemente, y se miró en el espejo. El sue( )o, de otras tantas ma( )anas, desde( )aba la peque( )a e imperceptible imagen del reflejo. Espa( )a en esos a( )os respiraba olor a espanto, a ca( )ón. Constri( )ó nuevamente al espejo, desconfiado, desafiante. Extra( )amente no había nadie. No pudo acompa( )ar su pu( )o hacia el bolsillo izquierdo del pijama, no hurgó, no instigó, y no dio con su pa( )uelo. No halló se( )as, rastros. Algo andaba mal. Giró su humanidad ciento ochenta grados, con la cabeza gacha, buscó ce( )irse con ambas manos al lavabo. No consiguió hacerlo. Entonces su respiración comenzó a acelerarse. Corrió hasta el cuarto y advirtió que en el teclado de su máquina de escribir faltaba una letra. Trató una y otra vez y no logró escribir su nombre. Tampoco sus u( )as estaban en el lugar exacto. Algo andaba mal, definitivamente. Todo parecía ensue( )o. Revolvió sus papeles, insistentemente. Era su efigie, sí, la de la cedula de identidad, pero no pudo leer su nombre ahí. El desenga( )o y la desazón fueron un hecho. Las sombras todo lo cubrieron. Así, el se( )or I( )aki Nu( )ez, como un ni( )o que extra( )a sus mu( )ecos, eligió el filo del pu( )al. Ese día no pudo morir.





2 comentarios:

Mariela Laudecina dijo...

Qué lindo!!!!!

Leo Mercado dijo...

Gracias, Mariela.
Abrazo entra( )able.