domingo, 28 de julio de 2013

8




ella escribe el mundo
con el cuerpo

con los ojos nombra el cielo
que se espanta de pavor al verla

con las manos multiplica panes y peces
para las pequeñas voces
para todos

su pelo precipita la lluvia
que inunda los campos
que sus pies cosechan al andar

yo
mientras tarda en llegar a la cama
soy la palabra que aún no dice



8 comentarios:

el maquinista ciego dijo...

Pocos milagros se me antojan más maravillosos que 'multiplicar ... para las pequeñas voces', darles ecos de todo lo que en el mundo es merecedero de ser oído, amado, para sumarlos a los propios...

Hermoso, Leo.

Buen día!

Vera Eikon dijo...

Bello...bico!

Nueva Luna dijo...

qué hermoso!

Leo Mercado dijo...

Muchas gracias maquinista. Tus comentarios son siempre un soplo en las velas del barco de la poesía.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Gracias Vera.
Se extraña leerte.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Gracias Olga.
Abrazos.

Mariela Laudecina dijo...

divino!!!!!!!!!!!!!!!!!

Leo Mercado dijo...

Graciassssssss.