miércoles, 26 de junio de 2013

Razones del insomnio





[no consigo desprenderme
de su último abrazo]

yo
hoy
no habito su noche


ella sí la mía 





12 comentarios:

Vera Eikon dijo...

ay....a veces...Breve pero desgarrador.. Besos.

María Sotomayor dijo...

La nostalgia en la noche se hace enfermedad.

Besos.

Leo Mercado dijo...

A veces qué, Vera?
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Sí, a veces sí.
Besos, María.

Vera Eikon dijo...

Que a veces la noche y el amor están hechos de desencuentros, Leo.

Leo Mercado dijo...

A veces sí.

Mariela Laudecina dijo...

Qué hermoso poema Leo. Me ha pasado, de no olvidar un último abrazo y convivir con el dolor de no habitar la noche del otro.

Leo Mercado dijo...

EL problema es que siempre alguno puede ser un último...
Gracias, Marielucha.
Besos.

Darío dijo...

Ese abrazo último es una urgencia. Un abrazo.

MC. dijo...

El último abrazo me suena mejor que ninguno.
Besoss

Leo Mercado dijo...

Y casi como una pronunciación, Darío.
Abrazo.

Leo Mercado dijo...

Siempre lo final sabe mejor.
Besos, MC.