jueves, 6 de junio de 2013

Hoy




mi único argumento
es esta sombra
que llevo
  y traigo

quiero decir

también está
la arena
los alaridos de espanto
el mar descalzo

pero hoy
particularmente 
no me pertenecen



10 comentarios:

María Sotomayor dijo...

Somos portadores de ninguna pertenencia, ni tan siquiera la sombra nuestra.

Beso enorme Leo.

Vera Eikon dijo...

Magnífico. Me encanta como estás escribiendo últimamente...Besos.

Darío dijo...

La plomiza sombra...

Miguel Buján dijo...

¡Mercader! (amigohermano)

ayer conversávamos la Salazar y yo sobre un dicho español acerca de los gallegos que dice que cuando uno (no gallego) ve a otro (sí gallego) en mitad de una escalera el no gallego nunca sabe del sí gallego si sube o si baja. Yo le confesaba a Vanesa que las escaleras son unos de los artefactos más deliciosos que para mí se hayan inventado (y no sólo por gallego). Ciertos versos tuyos bien pudieran ser gallegos. Al atravesarlos uno no siempre está del todo seguro de si es uno el atarvesador o el atravesado.

Un día de estos voy a pedirte un número de tfno adonde poder llamarte y pasar un buen rato de charla y de esperanzas.


P.d.: No sólo don Cortázar hablaba estupefacto de las escaleras y de las llamadas ¿Viste?

Leo Mercado dijo...

Absolutamente de acuerdo, María.
Beso grande.

Leo Mercado dijo...

Gracias Vera. A veces me da nostalgia el mar...
Besos.

Leo Mercado dijo...

Leyendo tu comentario, Darío, me vino a la cabeza aquel relato del gran Oliverio Girondo que culmina diciendo: "Al llegar a una esquina, mi sombra se separa de mí, y de pronto, se arroja sobre las ruedas de un tranvía".
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Me pasa exactamente lo mismo que avos, gallego.
Gracias por el cálido comentario.
Abrazos.

PD: Cuando quieras hablamos largo y tendido.

Alba dijo...

Es uno de esos poemas puros con el que es imposible no identificarse. Quien no se ha sentido así, como asido por una cuerdita de sí mismo, a medias espectador sin escaparse del todo. Es precioso, Leo. Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Muchas gracias, Luz.
Fuerte abrazo.