jueves, 23 de mayo de 2013

Poemas mínimos





1

 

ajeno
al cuerpo
al espacio

 
navego en la espesura

 

 

2

 

saborear el súbito
calor
que proclama
la bondad
de tus sábanas

 

 

3

 

verte
y asumir la caleidoscópica
hermosura
de tu muslo
a la deriva

 

 

4

 

en tu pelo
tendido en la almohada
descansa
la comisura
de mi boca

 

 

5

 

en la mitad de
absolutamente todo
estás

 
y más allá aún  

 

 

6

 

hemos volado juntos
una vez
sin desprender los pies
de la tierra

 

7

 

aquí no importa
enlazar dos cuerpos

 
basta proyectar mi anhelo de capitán barbado
en el mar que hay en tus ojos

 

 

8

 

insinúo mi pie
en esta tierra firme
y el porvenir
ya es un hecho

 

 

9

 

atrás
a lo lejos
diviso la línea horizontal
cada vez
más
desecha

 

 

10

 

en el torrente
oneroso
prima
la impronta de tu boca
al borde de la copa



17 comentarios:

Mariela Laudecina dijo...

"insinúo mi pie
en esta tierra firme
y el porvenir
ya es un hecho"

Me quedo con este. Abrazos Capitán.

Darío dijo...

Son como alitas para volar...

Leo Mercado dijo...

Bueno pero devuélvalo, Laudecina.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Ojalá que lejos, Darío.
Abrazos.

Beto Monte Ros dijo...

Igual que las papitas saladas: no se puede comer solo uno.

Saludos.

Miguel Buján dijo...

Me quedé (frenado) en el primer poema, mercader. Y no por la espesura. Yo sé que tú me entiendes.

Después, sin saber cómo, me topé con el octavo y entonces decidí no arrastrarme más y comenzar a dar pasos de ciego. Como destellado o asombrado o al final de la escalera.


¡Sos un guía de mierda, mercader!

M. Jimena Gómez dijo...

Me encantan tus versos despojados y disfruto mucho pasar por aquí. Será también que el aire del norte me trae hermosos recuerdos. Soy de Santa Fe, pero mi mejor amigo vive allí y por ello siento a Salta inmensamente mía. Espero volver pronto, es una ciudad maravillosa y su gente más aún.
Saludos y felicitaciones, Leo!

Leo Mercado dijo...

A riesgo de indigestarse...
Abrazos, Beto.

Leo Mercado dijo...

Sos desopilante, Gallego.
Muchas verdaderas gracias.
Abrazo enorme.

Leo Mercado dijo...

Jimena: Gracias por tu cálida comentario.
Un abrazo.

protervidad dijo...

Leonar, hermosísma ésta brevedad fulminante. Amo el teatro que formas con ellas, una tras otra, uno cae y ellos observa la caída de las pupilas con la musicalidad que aguardan.

protervidad dijo...

Leonardo*

Leo Mercado dijo...

Muchísimas gracias por semejantes comentarios, proter, me da mucho gusto leerlos.
Abrazos.

LIdia Fernandez dijo...

Me encantan tus geografías y tus geometrías amorosas, esas palabras tan Leo

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja. Un lenguaje leonesco.
Besos, Lidia.

Anónimo dijo...

¿¡ PERDÓN?!! ¿ Quién lo autorizó a postear estos poemas?
¡ Son míos! Los encontré sembrados debajo de mis sábanas.
No muchas mujeres se disponen a dormir una siesta y se topan con el tesoro de 10 poemas escritos en hojitas blancas, con puño y letra del autor... ¡ SON MÍOS!!

Leo Mercado dijo...

Sobre todas las cosas, son tuyos.
(Pescado).