lunes, 25 de marzo de 2013

4

.
.
.
no importa ya
el primigenio interrogante
si la nervadura del tabaco suda sinrazones
si mi voz se ahueca en cada letra
si el destino de mi nombre
nuevamente
se pronuncia en otra lengua
.
.
.

8 comentarios:

Vera Eikon dijo...

ha de ser siempre otra lengua la que nos pronuncia, aunque creo que en la pronunciación no deja de haber algo de interrogante...Bico

Leo Mercado dijo...

Si, Vera, siempre es otra lengua la que nos pronuncia. Y cuando, además, esa otra lengua suena inintelegible, pues...
Besos.

Darío dijo...

Importa y no importa. Donde haya poema, importa. Aunque al mundo no le importe.

Leo Mercado dijo...

Como un elixir, Darío. Sí.

Mariela Laudecina dijo...

Qué lindo este poema Leo! Cerradito como un cofre perfecto.
abrazo y dos besos mendocinos.

Leo Mercado dijo...

Laudecina....? Temo antes tus comentarios en los que manifestás que algo que yo pueda hacer, te gusta.
Se agradece, desde abajo de la mesa (por las dudas).
No voy a retrucar: dos besos.

LIdia Fernandez dijo...

Por eso la poesía, porque tu voz se ahueca en cada letra (¡qué frase, mamma mía!, disculpe, poeta, otra lengua, otro registro).

Leo Mercado dijo...

Gracias Lidia.
Quisiera responder tu comentario en otra lengua, pero a duras penas puedo con la única (será eso una estrella?) que me ha sido otorgada en suerte.