sábado, 30 de marzo de 2013

3

.
.
.
no voy a husmear
el pormenor reticente
de tu vestido

 
que
como una lejanía
se embelesa
sólo
a

mismo
.
.
.

6 comentarios:

Jorge Curinao dijo...

Abrazo grande, Leo querido! Te sigo siempre.

Leo Mercado dijo...

Abrazo grande, Jorge!!!!

Beto Monte Ros dijo...

A veces algunos vestidos dudan de los cuerpos a los que visten.

Saludos.

Leo Mercado dijo...

Sin lugar a dudas, Beto. El problema es que la metáfora no se plantea a sí misma la literalidad de huir por sus propios medios.
Fuerte abrazo.

Noelia Palma dijo...

un vestido siempre es más lindo cuando está a punto de volarse y la chica hace un gesto como: OH!! No?

Leo Mercado dijo...

Ja! Sí.
Besos, amiga.