miércoles, 6 de febrero de 2013

47


 
 
el mar es boca abajo
(yo le ando por la espalda)

 
y mi navío celuloide
raja su soñoliento revés

 
aquí habito los cerros
su profundidad inmensa

 
soy la conjunción
de ese gesto que guardo
entre mis manos

 
no digo más
miro tu imagen inmóvil
y mi silencio viaja hasta
donde estás
.
.
.

5 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Me encanta el verso inicial del poema. Y ser la conjunción de un gesto...ufffff....Me encanta en general todo el poema, pero me quedo inmóvil ante esa mirada desde la que eones de luz me miran...Hermosa mujer. Besos Leo!

Anónimo dijo...

Yo no sé si las imágenes inmóviles son capaces de transportar almas.
Si es posible navegar entre cerros y escalar mares. Si la metáfora sirve de algo...
Sólo sé que SOMOS, ESTAMOS y que TE AMO con todo el amor del universo, en esta vida y en mis mil vidas anteriores.

Caro

María Sotomayor dijo...

Belleza por todos lados Leo.

M.

Noelia Palma dijo...

Ni pienso leer el poema... ella es la belleza. Y bello tu ojo que sabe mirarla

Mariela Laudecina dijo...

Muy bello el poema. Muy bella tu mujer.

abrazos a ambos.