lunes, 30 de julio de 2012

Textos mínimos


(MICROREALIDADES)





1



Tuve que vivir casi treinta años, para verte parada en esa estación, esperándome, y descubrirme en vos.





2



Aún veo tu boca en la bombilla del mate. Y hasta oigo tu risa, mientras tus manos se hunden en el azabache de mi pelo.





3



Un río bravo, pero de sangre, mezclándonos los cuerpos; y un curso quebradeño, pero de agua, amparándonos.





4



Era tu pelo, poblando la cama toda, lo que iluminaba nuestra noche.





5



Podría cerrar los ojos y ordenar de memoria cada movimiento de tus ojos, construyéndome el mundo.





(APUNTES PARA UNA TERNURA)





6



Cierro los ojos y el mundo es lo que sucede dentro del telón de párpados.





7



Mi lengua tensa la ere de la palabra amor hasta dejarme sin aire.





8



(Sólo aquí, entre paréntesis, puedo sentirme arropado).





9



La botella vacía, acurrucada al borde de la puerta, es aún el mejor de mis naufragios.





10



Ya no temo ni parto: amo.





11



Tengo muertos mudos, sentados en mi mesa. Mudos muertos con los que no sé qué hacer.





12



Lo sorprendente será siempre mirar el camino andado.





13



Delicadeza suprema: remontar  a contracorriente el cierre de tu vestido.





14



Alguien sabrá qué hacer, alguna vez, con todo esto.





(VARIACIONES DE LO SUTIL)





15



Quisiera decirte que el liquidámbar enrojiza sus manos, cuando te vas.





16



Te envío una carta entonces (las palomas mensajeras han perdido el rumbo).





17



El chirrido de tu pelo es la única música posible.





18



Afortunadamente, la lluvia arrastra, río abajo, este olvido sumergido.





19



Mi mano proyecta el amor sobre tu cuerpo, aunque parezca una sombra.





20



De tus pies amo la impronta, y el camino por venir.





21



Sin vos soy una isla desierta; y este cuarto (lo juro) es el más inconmensurable de los océanos.





22



Tu boca, esa risa: las variaciones de lo sutil.


domingo, 29 de julio de 2012

42

.
.
.
el agua mece mi sueño
la sutil isla
en la que habito

el recuerdo de mi tierra firme









Lago Titicaca, setiembre de 2007.
.
.
.

jueves, 26 de julio de 2012

62


me derrumbo
clavo mis incisivos
en la tierra


entonces sueño
que este bar
que esta ciudad


sospecho que mis pies
distan mil espejos
de estar a salvo



Cusco, octubre de 2007.

miércoles, 25 de julio de 2012

3 - lunes (reeditado por necesidad)



extrañarte es
Carolina
la metáfora de un paraguas roto
en la tormenta

martes, 24 de julio de 2012

45

.
.
.
la noche
de alambre

desde el fondo
de su negro pelo
hasta sus estridentes
dientes de sombra

cabe
en el espacio que resta
tu cuerpo ausente
.
.
.

lunes, 23 de julio de 2012

25

.
.
.
puñal en mano
detrás del tizne ennegrecido
de mis dedos
de la suculenta sangre
que espera y espera


me desgarro taciturno
entre el desorden del soslayo
y me como palmo a palmo
.
.
.

domingo, 22 de julio de 2012

10


.
.
.
mis pies inscriben en la arena
mis huellas son relatos

inquirido
acusado
dialogo con el velo de tu espalda
.
.
.

sábado, 21 de julio de 2012

6


la muda voz
de mis fantasmas
concentrándose en mi centro

las suculentas
fauces del mar
aguzándose las partes

neruda irrenunciable
poblando mi universo
de versos sin pausa

vallejo oscuro
acaso ensimismado
discutiendo en mis resabios

hernández vivo al fin
sin prisiones de acero o de rumiantes
componiendo mis muros rutinarios

amigos
aquí en este olvido
ya no nos falta nadie

jueves, 19 de julio de 2012

Cuentacuentos en el MAAM

La tarde del miércoles 18, a las 17:30 hs. celebramos en el Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM) de Salta (en el cual, además, trabajo) una nueva edición del clásico "Cuentacuentos", presentando en "continuado" un remake de dos fábulas: "La llama celestial" y "La gran carrera". Ambos cuentos fueron narrados por mí, ilustrados por Andrés Sierra y musicalizados por Leonel Goldstein.




Como estamos en vacaciones de invierno, la sala de los cardones del Museo se pobló de niños y fue todo un éxito.
Gracias a todos los que colaboran siempre con nosotros!!!

lunes, 16 de julio de 2012

2

.
.
.
extraño
el sonido de tus manos
envolviéndome en lloviznas
.
.
.


sábado, 14 de julio de 2012

1

.
.
.
de todo este paisaje
recupero
el aire de tu boca
.
.
.

jueves, 12 de julio de 2012

Tres poemas

.
.
.
7

la noche cíclope
me observa la espalda

con su sagaz predilección
lame mi entraña

podría navegarte en mis venas
si quisiera



31

no tengo historias que contar

a despropósito poseo
la certeza de los saurios
transitándome la espalda

como único relato


40

no sospecho
tus designios

sostengo mi barba roja
negrísima
en la constante ignorancia
de la palabra exacta

entonces te amo
desde los gestos al llanto
todo el cuerpo todo

como un capitán obstinado
buscando tierra
en la bravura del mar
.
.
.

miércoles, 11 de julio de 2012

9

.
.
.
la mujer eyecta la voz

con la punta de su lengua


estremeciéndome las certidumbres
.
.
.

7

.
.
.
no hay palabras que huyen
Carolina
hay palabras que esperan
tus manos
para ordenar
el caos
de mis huesos
.
.
.

martes, 10 de julio de 2012

5

.
.
.
desde una ventana
repleta de montañas
beso la curva
de tu cintura

taciturna

.
.
.

lunes, 9 de julio de 2012

18milmartes

.
.
.
en la imagen de la foto
su pelo se movía
marcando un diminuto péndulo


los árboles del fondo
eran
sin embargo
más elocuentes:


                                  sus copas brindaban
                                  chinchinando fuertemente


pero lo más llamativo
era su vestido florido
ese al que
durante 18milmartes
el viento le entró gustoso
y yo envidié
francamente
como abeja de panal
.
.
.

domingo, 8 de julio de 2012

4 (anotación al margen)

.
.
.
El sosiego del borde de tu boca, cuando el sueño te avecina una sonrisa de lado.
El límite abismal de la mesada, donde tus manos descansan ante el ave acuchillada.
La mentira en el espejo.
La búsqueda infatigable de tu muslo entre el caos de las sábanas.
El mar que tus ojos proyectan en el sillón, donde yace mi velero de papel.
Una razón.
Una excusa.
Y aire.
.
.
.

9

.
.
.
I

otra vez el camino hacia la sal

con su rastrojo de dudas

delimitando cuatromilmetros y más

de inmediateces



II

las nubes

son ese velero que surca

el mar que hay en tus ojos

cuando los párpados caen

y la noche es un telón

que acaricia lo que somos



III

[aquí y ahora

sólo quisiera ser

el huésped de tu sueño]
.
.
.

viernes, 6 de julio de 2012

XXXVIII

.
.
.
te pedí entonces

que hermanáramos

nuestras respectivas ingles
.
.
.


miércoles, 4 de julio de 2012

XXXVII

.
.
.
que me huracanes la boca


quiero
.
.
.