sábado, 31 de marzo de 2012

VII

.
.
.
a veces
la soledad es un espanto alado
un buitre
que me revolotea la sangre
.
.
.

jueves, 29 de marzo de 2012

VI

.
.
.

a mí me toca el oficio
de acantilar el viento
.
.
.

martes, 27 de marzo de 2012

Otros cinco...

.
.
.
MANERAS


volvés
con tus formas de decir
por un silencio lleno de pájaros
hasta esta médula maltrecha

a menudo
ignoro tus modales
y me deshago
siempre triste
azorándolos de olvido

seguro no entenderás
esto que digo

será que la noche altísima
cae inacabable
dejándome un cielo liso

ojalá pudieras ver mis manos
mis ojos huecos
entender de una vez
la necesidad de tu abrazo



RAZONES DEL INSOMNIO


[no consigo desprenderme
de su ultimo abrazo]

yo
hoy
no habito su noche

ella sí la mía



BAJO EL ALFÉIZAR

ella en la puerta
mirando el infinito adentro

el mechón de pelo
que cuelga sobre su frente
no impide la órbita de luz
que sus ojos indagan

con sus brazos cruzados
sus manos se posan
tenuemente
sobre idénticos opuestos

su boca dibuja una ligera
una tímida sonrisa

la parábola que marca
su cuerpo en el aire
[casi perfecta]
deja entrever mis nubes de tinta

por último
sus pies descalzos
sobre tierra viva
mojada

yo no puedo más
que verla hermosa



PAISAJES INTERIORES I

me acurruco entre escudos
de verdes inconsolables
en donde el cielo
infinito de azules
desespera
abisma

mi destino es fatal
indefectiblemente

construir la palabra
ladrillo a ladrillo
y luchar puñal en mano
contra los fantasmas del olvido
que me empujan hacia la nada
sin nombre de los días

respirar fatigado
y que lo que reste
sea tu mano en mi espalda

y mis ojos
llenos de pájaros ajenos



PAISAJES INTERIORES II
(simetrías)

el olvido
es un germen fantasmal
toda la oscuridad
acaso la noche entera

quizá ni la ferocidad
de mis dientes apretados

siquiera un puño cerrado

alcancen

seré quien grita
quien clama
disparando palabras
en el vacío de los días

con el eco de su voz
como única respuesta
.
.
.

lunes, 26 de marzo de 2012

certeza

.
.
.
sólo soy un miserable punto
una mancha
un accidente
en la infinita red del espacio
que
quizás
no valga ninguna pena
.
.
.

viernes, 23 de marzo de 2012

Cinco poemas

.
.
.
DESTREZAS


beber
el líquido urgente
de tus fauces

engullir
el sonido perfecto
de cada una
de las palabras
que transitan
tu garganta

y dejar
que tus pies florezcan
que me traigan primaveras



PROVIDENCIA

camino
por la sombra
que proyecta
el gran edificio
ante el impacto
certero del sol

tanto ella
como yo

coincidiendo en tiempo y espacio

somos consecuencia
de algún capricho ajeno



OTOÑO

el viejo temor
antes olvidado
ahora escarchado
en el ladrillo

lo parpadeante
del cielo
ante la sutil provocación
de los espejos de agua

el libro
y su destino
de celulosa

las teclas
del piano

las manchas
de humedad

el sudor
todopoderoso

y la infinita silla
en la que faltas



FOTO

alguien dirá
que por estas calles
anduvieron tus pies

yo miraré la foto
por-enésima-vez

entonces tendré vértigos



MANDATOS

duele tu letra
en los márgenes
de los libros que mi biblioteca oculta

en mi costado
como si de incrustar espadas se tratara

diálogos a destiempo
mensajes ocultos
que descubro
adecuando el caos
a la delicada sintaxis

práctica semántica
de desenfundar sus luces
sagazmente

de pasear por su voz
todas las palabras

como si de eso dependiera
la anquilosada arquitectura
de mi cuerpo trémulo
.
.
.

martes, 20 de marzo de 2012

V

.
.
.
la sangre surca el canal
y espera
paciente
tu voz de mariposa
.
.
.

domingo, 18 de marzo de 2012

IV

.
.
.
husmear
al norte
la certidumbre
del borde de tus pechos
(como un desaforado can ante la presa inmóvil)

recolectar al sur
por ósmosis
el sudor de tu vientre
(agua del mañana)

encumbrando la línea recta de tus tibias
(ese desfiladero latente)

y
ante la desnudez
devorar la comisura
en un bocado río adentro
habitándote
.
.
.

viernes, 16 de marzo de 2012

3 poemas pecesarios

.
.
.
I

mi pie rompe el acento
y tu aliento enardece el íntegro mar
recogiendo puñados de viento sin rosas


juntos
aquí
completamos el aullido
renombrándonos






II

tu cuerpo apenas
trémulo


                        un abismo






III

del vértigo de tus escamas
propulso el beso
                                que es vuelo
                                pero acuático
.
.
.

martes, 13 de marzo de 2012

Tres poemas nocturnos

.
.
.
3


resguardado en la palabra
no dicha

en la apenas murmurada
sucesión de noches

a diente apretado

entre inmóviles
entre inconmovibles montañas

sobrevivo

casi imperceptiblemente



10

aprendí a escribir entre silencios
a engendrar versos simples
sin exuberancias

sabiendo que una palabra
podía empuñar toda la noche que te acecha

y así anduve
ahogándome
sin premeditaciones
cada vez que nombraba al mar



19

me deslizo
vivo el vino puro
vociferando en su cristalina cárcel
masticándome los adentros

mientras tu noche sucede
.
.
.