sábado, 10 de noviembre de 2012

24


.
.
.
sobre una hoja verde

se dibuja el contorno acuoso de la uva

que

al derramarse

es tu pelo rubio

tus ojos cielo

y más al sur aún

la boca que besa

este sábadotresdenoviembredelañodosmildoce
.
.
.

7 comentarios:

Darío dijo...

Un día inolvidable...

Vera Eikon dijo...

Bello..me había perdido este poema. Me gusta pensar que el mundo es extensión de aquella o aquel que uno ama, y que lo amado es a la vez extensión del mundo. Como un espacio continuo de amor. Besos

Leo Mercado dijo...

Creo que si me hubiesen preguntado qué es lo que quería decir con este poema, no habría podido decirlo mejor que vos, Vera.
Gracias por tus comentarios siempre tan precisos y gentiles.
Besos.

Vera Eikon dijo...

Es relativamente fácil comentarte, porque tus poemas siempre me dejan pensando, y esa es de las razones fundamentales por las que una vuelve una y otra vez a leer a alguien. Y significa que las imágenes engarzan a la perfección la idea del poema..

Mariela Laudecina dijo...

Hermoso el poema.
Me encantó lo que dijo Vera.
abrazo.

Leo Mercado dijo...

Gracias, Marielucha.
A mí también.
Abrazo.

Leo Mercado dijo...

Acabo de ver tu comentario, Vera. Por alguna razón, se quedan pendiente en blogger pero no me avisa en el mail...