jueves, 4 de octubre de 2012

21

.
.
.
en verdad
ella pinta un puente
entre su cielo
y mi oído
.
.
.

16 comentarios:

Mariela Laudecina dijo...

un poema de algodón de azúcar, de miel de panal, de durazno maduro...

Leo Mercado dijo...

...de hamburguesa con aderezos...?

Mariela Laudecina dijo...


de matambre de cerdo a la parrilla
de helado de chocolate y dulce de leche
de malbec mendocino



Leo Mercado dijo...

Seeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.....
Ayyyyyy.... La semana que viene aterrizo en la Feria del Libro de Mendoza... cómo voy a tomar vinoooooooo!!!!!!!! Jajajajajaja.

Maritza dijo...

Ay...maravilla de amor que eterniza y que juega con metáforas del alma, que nos elevan y nos sacuden, para no caer en la apatía de los días...



(P.D : Ojo, que los diarios pueden decir: Se encontró a poeta desmayado en el suelo, con hálito alcohólico... Importante sería que al menos te encuentren con un libro bajo el brazo! Digo yo... ;))

Broma de viernes! Perdóooooooon...ya me voy!
;)


Besos,Leo.


Vera Eikon dijo...

Arquitectura maravillosa(ese esl tipo de ingienería en el que me quiero especializar...)Besos

Noelia Palma dijo...

creo que me voy a empezar a llamar Carolina para que venga un Leonardo a escribirme cosas así

Leo Mercado dijo...

Sobre una estructura alucinante, cualquier tarea es fabulosa, Vera.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja. Estás pasada, Palma.
Besotes, amiga.

Luna dijo...

Ella tiene los colores correctos. Por eso, Leíto.

Saludotes.

Leo Mercado dijo...

Maritza! Tus comentarios son de lo más desopilantes.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Ha de ser así, Lunita.
Besos.

SILDELSUR dijo...

Es un gran regalo de amor.
Muy bello,gracias!

Leo Mercado dijo...

Gracias a vos por la apreciación, Sil.
Abrazos.

Felipe dijo...

Hay a quienes las cosas nos entran por los oídos.

Leo Mercado dijo...

Definitivamente.