martes, 4 de septiembre de 2012

33 (instrucciones para la cobardía)


.
.
.
correr hacia ninguna parte
hasta encontrar ningún vacío
en el que no sea posible
pararse al borde de nada


mirar al miedo subir por las piernas
verlo enflaquecerlas
y de cualquier manera
                                                                        no saltar
.
.
.

6 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Ha de ser el peor de los miedos, ese miedo reptante, quizás por eso mismo nos asustan tanto las arañas.Pero si te enflaquece las piernas, no te preocupes, piensa que tienes alas...Beso

Leo Mercado dijo...

Qué hermoso comentario, Vera!!!
Gracias.
Besos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy buen texto, sugerente, interesante y para ensayar los vuelos necesarios. Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Muchas gracias, Alma.
Abrazos.

Mariela Laudecina dijo...

Me hizo acordar a mi amigo Vicente cuando me decía que cuando estaba a punto de saltar se le paralizaban las piernas. Lo extraño.

Lindo poema.

Leo Mercado dijo...

Gracias, Marielucha.
Vicente: gran poeta, gran personaje.
Besos.