lunes, 13 de agosto de 2012

8

.
.

.
en una playa lejanísima
estabas


seguramente venías de algún sueño
de esos
en los que uno está
con la boca abierta
pensando en la inmensidad
como plan para un poema


y después despierta
uno
habiendo olvidado el plan
los pormenores


recordando en cambio
el perfume a vainilla
que brota de entre tu pelo revuelto
en la cama
a mi par
.
.
.

14 comentarios:

Darío dijo...

Cualquiera se olvida el sueño, el poema, el plan, con tal perfume...Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Seguramente, Darío.
Abrazo.

Mariela Laudecina dijo...

Muy hermoso. Me encantó eso de venir de algún sueño "con la boca abierta pensando en la inmensidad como plan para un poema" Me hizo reír.
abrazo.

Leo Mercado dijo...

Es que, nunca sé hasta qué punto es poético decir que uno se babosea, mientras duerme con la boca abierta, dejando un charco en la cama....
Jajajajajajaja.
Besos.

Betina Z dijo...

Un sueño dentro de un sueño. Y un despertar soñado, ¿no?

Un beso, Leo

Leo Mercado dijo...

Si. Yo quise decir eso, Betina. Pero me cuesta un poco expresarme simplemente.
Besos.

Noelia Palma dijo...

mencanta pibe! ya lo sabés

Elizabeth Pineda G dijo...

Bello! Y claro... vainilla y pelo revuelto, qué buena mezcla!
Un abrazo...

Vera Eikon dijo...

Esto es bello, delicado, y parece escrito en la voz de un pájaro, o en un grano de arena de esa playa lejanísima donde ella estaba...Abrazo

Leo Mercado dijo...

GraciasamigaNoe.Besos.

Leo Mercado dijo...

Gracias por la visita, Eli.
Besos.

Leo Mercado dijo...

"escrito en la voz de un pájaro". Fuaaaaaaa.
Lo tuyo desborda, Vera. Gracias por eso.

LIdia Fernandez dijo...

hermoso poema

Leo Mercado dijo...

Uffff. Gracias, Lidia.