lunes, 9 de julio de 2012

18milmartes

.
.
.
en la imagen de la foto
su pelo se movía
marcando un diminuto péndulo


los árboles del fondo
eran
sin embargo
más elocuentes:


                                  sus copas brindaban
                                  chinchinando fuertemente


pero lo más llamativo
era su vestido florido
ese al que
durante 18milmartes
el viento le entró gustoso
y yo envidié
francamente
como abeja de panal
.
.
.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Copan o copas? Un dia te pregunto algo. Espero que esta porqueria móvil deje el msje. Luego comento.

Leo Mercado dijo...

"Copas". Gracias (se me había pasado).
Dale, preguntame algo cualquier día.

Mariela Laudecina dijo...

Qué manera de escribir nene!
Yo soy tan perfeccionista, que no posteo nada que no lo haya corregido hasta que quede como me gusta, por eso posteo poco o bien algunos poemas viejos, o ya corregidos; pero me da la impresión de que vos escribis todo el tiempo y lo que sale sale y acá está. Qué valiente.
Divino el poema.

Leo Mercado dijo...

Mi estimada: Hay que escribir, aunque sea mentalmente. Hay que viajar en el colectivo y escribir mientras se mira por la ventana; hay que estar en la sala de espera del dentista y escribir mientras se sufre el futuro boquiabierto; hay que caminar por la calle y escribir, acaso con los pies en la vereda; hay que escribir, aunque no se tenga papel y lápiz.
La escritura no es algo que pueda uno disociar del resto de las actividades de la vida.
Y hay que postear, para que los otros lean. Así que, postee nomás, jajajajaja.

Nueva Luna dijo...

qué imágenes tan hermosas!Precioso!
Besos

Luna dijo...

Poemazo, Leo.

Saludote.

Leo Mercado dijo...

No sé, N. L., pero llegan, al parecer.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Abrazote, Luna
Gracias.

PD: Nunca tantos satélites, jajajaja.

Mariela Laudecina dijo...

Escribir, escribo, no tanto como vos, es verdad. En un principio posteaba poemas recién salidos del horno y después de un tiempo, los volvía a leer y algunos estaban bien escritos, no les sobraba nada, ni les faltaba, esa era mi sensación al menos. Pero otros..., a pesar de los buenos comentarios que pudieron llegar a tener, les faltaba pulido; de hecho los borré. No coincido con vos en este punto.
Prefiero dejarlos reposar y después veo si los comparto.
abrazo.

Leo Mercado dijo...

Tenés oficio, Mariel. Realmente sos consciente de lo que eso cuesta? La mayoría de la gente escribe, escribe, escribe... Escribir es un trabajo, y no cualquiera trabaja.

PD: Por cierto, lo único que hay que dejar reposar es el vino.

Mariela Laudecina dijo...

Al vino lo dejo reposar unos minutos, a los poemas hay que dejarlos por lo menos una semana y luego que han macerado, comenzar el trabajo de ingenieria.
No solamente hay que escribir, corregir es parte del ritual. Y yo lo disfruto muchísimo.

PD: Salut! con una copa de Sirah..., bueno, también puede ser Malbec.

Leo Mercado dijo...

Yo creo que es al revés. Sin embargo, coincido en lo de trabajarlos (a los textos), corregirlos, olfatearles la sangre...

PD: Peleemos, Mariel.

Noelia Palma dijo...

a ver...
no te voy a dejar un comentario amoroso porque me da envidia...

enpezás el poema con esto:
"en la imagen de la foto
su pelo se movía
marcando un diminuto péndulo"

en la imagen de la foto su pelo se movía!!!!!!! pero vos te das cuenta que yo veo esa imagen?? sos conciente de eso?? sisi, a veces te detesto porque tanto amor me provoca amor (je) pero querido, estos poemas son de morirse de dos balazos en la nuca por si se le pifia al primero!

te quiero Leonardo (jiji te digo Leonardo)

Mariela Laudecina dijo...

Qué creés que es al revés? Explicate.
Si es lo que pienso, me parece que seguimos en desacuerdo.

Patricia Nasello dijo...

Vine a leer tu página y este título me atrajo de inmediato.
Sólo comento en la casa de una amiga poeta. No sé con qué palabras decirle a un poeta que me encanta lo que hace sin que quede tan cursi, tan banal, tan

Un fuerte abrazo, Leo

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja. Noe, amiga querida. Te debo una larga charla....
Besos.

Leo Mercado dijo...

Lo del vino es al revés, Mariel...

Leo Mercado dijo...

Te quiero mucho, Patri. Son una artista admirable.
Besos.

Cecilia Quílez dijo...

Aletea esa imagen perenne en el tiempo de tan viva sigue estando.
Como siempre, magnífico.
Un abrao, Leo.

Leo Mercado dijo...

Qué placer encontrarte por aquí, Cecilia!
Fuerte abrazo.