martes, 15 de mayo de 2012

XXIII

.
.
.
eterno centinela de tu risa
exijo al pormenor que te agobia
desacertar su engranaje

o enfrentar mis fusiles
.
.
.

10 comentarios:

Vanesa Salazar dijo...

ja!
me encantó!
Risa o muerte... y que se caguen!
Mi beso a la milicia.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajaja.
Apa....
Gracias, Vane!!!!
Beso grande.

Maritza dijo...

Qué lindo...todo un superhéroe para su amor o su amada...;)

Eres muy cálido,Leo.

Abrazos miles, desde aquí.

Leo Mercado dijo...

Jajajaja. No sé si tanto como un superhéroe, Maritza, pero sí (pongamoslé) un capitán barbado y porfiado que busca tierra en la bravura del mar.
Muchas gracias y muchos besos.

Nueva Luna dijo...

es que la risa hay que custodiarla...bien...me encanta! Guardarisas!!!

Leo Mercado dijo...

Sin lugar a dudas.
Muchas gracias por la visita.

Laura Rivera dijo...

Como un caballero andante luchando contra los monstruos... :)

En mi blog, hay una página para que veas: "Imagen y palabra". Si no te gusta por cualquier motivo, la quito, no problem!

Un abrazo

Leo Mercado dijo...

Gracias Laura!!!!! Cómo se te ocurre???!!! ME ENCANTAAAAAAAAAAA!!!!
Besos.

LIdia Fernandez dijo...

si un pormenor tiene engranajes, esos fusiles, ¿qué tienen? ¿poesía?
besos

Leo Mercado dijo...

Es lo único que puedo empuñar, Lidia.
Besos.