jueves, 26 de abril de 2012

Seis poemas

.
.
.
XXXVII


vuelo
en la copa predilecta
y clorofílica del árbol

todo el cielo cabe
en mis emplumados brazos



XLI

ignoro si hoy
podría consolar todo el verde
que mis ojos abarcan

habría que ocultarse
entre disparos al aire

entre la arcilla
en que modelo una costilla

para que seas
para tener mi costado intacto



XLIII

el revés de mi camisa
su estar patas arriba
y las verticales trenzas

es todo lo que mi ventana
complace

yo revuelvo
líquidos imposibles
hasta el cansancio

fecundo esos engendros
que poblarán mi mundo
de papeles ilegibles

quiero decir
tirito en esta cárcel
todos mis huesos demasiado



XLIV

diré que de los pájaros envidio
el ejercicio del vuelo
su forma de ser aire

voy a decir que nada
pero nada
podrá salvarme
de este último naufragio

ni mis manos
sosteniendo la humedad
ni la línea sepia
que dibuja tu rostro en el papel

me aprestaré entonces
al borde del abismo
y pensaré antes del salto
por última vez
que de los pájaros envidio
el ejercicio del vuelo
su forma de ser aire



XLVII    (1982)

rugen los espantos
de la guerra inútil
mientras yo
saciado de útero
inhalo mi primera bocanada de mundo

y así resisto
por primera vez
el embate espantoso
de estar vivo



LIII

aquí hay restos
de nuestros altercados
tus fragmentos

versos inconclusos
de algún intento
mis furias

cual filántropo me salo las partes
del todo
a gusto

y a gusto me devoro hasta a las ansias
.
.
.

4 comentarios:

Noelia Palma dijo...

para que seas
para tener mi costado intacto

eso Leo que sea que sea
queseaqueseaquesea

es?

Leo Mercado dijo...

ES, Noe, ES.

Verónica C. dijo...

Querido Leo, no creas que no sigo leyendo tu poesía.
Lo hago desde reader por falta de tiempo.
Te creces, me gusta mucho como vas definiendo tus etapas con los versos.

Un placer leerte.

Besos

Leo Mercado dijo...

Muchas gracias, Vero.
Beso bien grande.