martes, 13 de marzo de 2012

Tres poemas nocturnos

.
.
.
3


resguardado en la palabra
no dicha

en la apenas murmurada
sucesión de noches

a diente apretado

entre inmóviles
entre inconmovibles montañas

sobrevivo

casi imperceptiblemente



10

aprendí a escribir entre silencios
a engendrar versos simples
sin exuberancias

sabiendo que una palabra
podía empuñar toda la noche que te acecha

y así anduve
ahogándome
sin premeditaciones
cada vez que nombraba al mar



19

me deslizo
vivo el vino puro
vociferando en su cristalina cárcel
masticándome los adentros

mientras tu noche sucede
.
.
.

17 comentarios:

Maritza dijo...

Describes un paisaje emocional (probablemente el físico también), donde se debe uno entregar a las circunstancias nada más, sin mucho más que poder hacer. Imagenes algo claustrofóbicas incluso (a diente apretado entre inconmovibles montañas), pero donde sin embargo vuela la paloma creativa, a fuerza de los elementos.

Buenas noches,Leo querido...
Como siempre, deleitándome con tus versos.

Abrazos miles.

Leo Mercado dijo...

Sospecho que así, Maritza, es la única forma de encontrar un lenguaje propio.
Gracias, como siempre, por el tiempo dedicado a la lectura y la opinión.
Muchos besos.

Anónimo dijo...

"...sin exuberancias..."
Por eso te leo siempre.

Leo Mercado dijo...

Gracias, Anónimo. De eso se trata: de escribir, de ser leído.
Saludos.

Vanesa Salazar dijo...

mi queridísimo...
" a diente apretado
sobrevivo"
... el cuerpo dice lo que la boca calla...

Este es un regalo
a modo de recreo
a modo de cambio de aire:

EL CAMINANTE

Aquella tarde
la niebla se espesaba
(en mil maneras de abedul)
de regreso
a la esperanza.

Miguel Buján
http://miguel-bujan.blogspot.com/


El autor del poema es un excelente poeta, que de algún modo ya te conoce por los comentarios que has dejado en mi blog. Quería regalarte el texto, porque renueva... y quería presentarlos, que se disfruten.

Te abrazo como siempre.

Leo Mercado dijo...

Gracias por la generosidad, Vane.
Voy a ir a lo de Miguel.
Abrazos enormísimos.

Noelia Palma dijo...

Leo... el último, el 19, me fascina. Bueno, todos, los tres completos, pero ése, tiene algo

besotes

Leo Mercado dijo...

Gracias, amiga tatuada.
Besotes.

soy... dijo...

El 10 es el truco de tu verdad, de lo que eres como escritor.

Y tienes razón.

Cosa rara tenerla cuando se habla de uno mismo.

Saludos.

soy... dijo...

Vaya, ya me puse al día, así que espero las nuevas entradas.

Con ansias.

Saludos y suerte.

Leo Mercado dijo...

Agradezco aquí, Soy..., todos tus comentarios.
Muchas gracias.
Fuerte abrazo.

Entre el espanto y la ternura... dijo...

emociones plegadas...
entre
los
dientes

camino roque dijo...

sobrevivo
casi imperceptiblemente
...
hermoso desgarro

sin exuberancias dices
es eso lo que me atrapa

Anónimo dijo...

" Maldigo el vocablo amor con toda su porquería..", dice ella. Vos te resguardás en la palabra no dicha...y sí los grandes saben como decirlo.

Cada día que pasa te admiro y te quiero más y más. Sos maravilloso

Leo Mercado dijo...

Gracias, Caro: todo nace entre los dientes...
Besos.

Leo Mercado dijo...

Gracias Camino, eso es justamente lo que pretendo.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Yo no estoy ni cerca del enagua de Violeta, pez.
Gracias por hacerme.