lunes, 26 de marzo de 2012

certeza

.
.
.
sólo soy un miserable punto
una mancha
un accidente
en la infinita red del espacio
que
quizás
no valga ninguna pena
.
.
.

10 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

No lo sé, al menos a mí más de una vez esta red soportó mi soledad y me dejó viva un tiempo más.
Un abrazo, Leo.

Lucas Fulgi dijo...

Me gusta pensar que el yo del poema puede ser el poema mismo, y la infinita red del espacio ser internet.

Maritza dijo...

Cómo que no! Entonces los que pasamos por aquí...lo hacemos por qué???
...

Bueno, creo que muchas veces experimentamos la dimensión de lo que somos,no? Es parte de nuestra existencia escarbar en lo profundo también. Pero para considerarnos pequeños... hemos de compararnos con algo! ...y ese algo generalmente es más grande!! ;) Por lo tanto, creo que a cada uno su lugar en este universo y cada quien su importancia, que la tenemos todos.

(mmm...para mi que este hablante quiere que lo mimen!)

Besos y abrazos, Leo querido!

Juan Ojeda dijo...

Existir es un accidente tan caro como dejar de hacerlo; me encantaron esas dos insignificancias (la del Yo y la red que lo acobija) una dentro de otra quizás.

Excelente poema, con la grandeza de saberse polvo enmascarado.

Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

De vivir se trata, Alicia, sobre todas las cosas.
gracias por la visita.
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Una posibilidad, Lucas. Sí.
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Siiiiiiii, Maritza!!!!!!
Jajajajajajaja.
Gracias.
Abrazo transcordillerano.

Leo Mercado dijo...

Todo lo que soy, Juan....
Gracias.
Abrazos.

Anónimo dijo...

¡Vaya si lo vale! Me encantó este poema.

Leo Mercado dijo...

TE ESO.