sábado, 11 de febrero de 2012

Tres poemas

.
.
.
6


confundimos el quejido de la sombra
con el sabor informe de lo amargo

me temblás en el costado
impunemente
desconcertando el andamiaje
que me deposita al filo
de tu almohada

como si cargaras
bajo el brazo mi noche cíclope
acarreándola lejos

me temblás
impunemente
en el costado
donde guardo el hueco furibundo
destinado a tu pelo

como aquella súbita boca dibujada
en el destino acechante y confuso
de lo ajeno



16


me deshice en un color
sin complemento

urdí un minúsculo
un mínimo latido

y te besé hasta los desaciertos



19


atravieso bombay
de punta a punta

en dharavi
reajusto el cuerpo
deliberadamente

aquí existo
sólo cuatro veces por hora

y tiemblo
(en maratí mi nombre
suena como una navaja)
.
.
.


17 comentarios:

Noelia Palma dijo...

y dale vos, que cada vez que publicás o termino llorando o casi casi

te quiero Cabralito

Mar Horno dijo...

Sublime, como siempre. El número 6 mi preferido. Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Prometo postearte un poema con una caja de pañuelos como bonus track, Noe.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Gracias Mar.
Para mí es un honor saberte por aquí.
Besos.

Nueva Luna dijo...

Me quedo sin aliento, cuando te leo, Leo, ja! Sos fantástico,Besos!

Leo Mercado dijo...

Gracias N.L., sos muy generosa.
Besos.

laura dijo...

saber que alguien hace temblar tu estructura, reconocer que además lo hace impunemente es darle cabida en el mundo propio aceptando todos los pormenores y además, disfrutarlos

bello, bellos para ser mas exacta
un beso

camino roque dijo...

!!!

Leo Mercado dijo...

Gracias Laura.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Caminoooooooooooooooooooooo

soy... dijo...

En el número 6 hay imágenes sutiles, inteligentes.

"como si cargaras
bajo el brazo mi noche cíclope
acarreándola lejos"

Yo imagino la noche con ese ojo de luna, mirandome curiosa... que ni las estrellas titilan. Y como me obverva, no puedo hacer nada, nadita de nada sin dejarla como testigo de aquellas vibraciones sobre la almohada.

"confundimos el quejido de la sombra
con el sabor informe de lo amargo"

Que bueno es lo breve, claro, si se viste de belleza.

Un saludo.

Leo Mercado dijo...

Como una película en la que somos protagonistas.
Gracias.
Abrazos.

Susan Urich dijo...

"me temblás
impunemente
en el costado"


Bueno, bueno, decir que alguien te tiembla en el costado es bastante, decir tanto en tan poco, pero allí, justo allí, entre esas palabras, se te ocurre poner "impunemente", entonces sí, provoca putearte. Te abrazo tanto, Leo.

Leo Mercado dijo...

Te quiero, amiga marciana.

Erika Kuhn dijo...

Leo... me matas siempre que vengo a visitarte. Tq

Erika Kuhn dijo...

Leo.... me matas siempre que vengo a visitarte. Tq

Leo Mercado dijo...

Noooooo. No te mueras, Erika. ¿Quién va a dibujar pájaros entonces?