domingo, 26 de febrero de 2012

Menester

.

.
.
Doblé
prolijamente
el pañuelo                            (tuolortuolortuolor)
en cuatro partes

y lo guarde.

Con la certeza absoluta que, al abrir el frasco, todo volverá a empezar.
.
.
.

20 comentarios:

laura dijo...

el aroma...ese que te permite tenerlo/a presente aún a la distancia

lindo, tierno (el poema, no vos, je)
un abrazo

Noelia Palma dijo...

las puteadas se las dije a Susan en el msn para no ser grosera acá en blogger, entonces, como ya me calmé te digo qué lindo qué lindo qué lindo y te odio y te quiero a la vez por esto...

sos bueno, boludaso, sos demasiado bueno (escribiendo, de lo demás mejor no hablar jajaajaja)

=)

Juan Ojeda dijo...

La memoria está en todas partes, pero atiende en la nariz.

Un abrazo.

Mar Horno dijo...

A veces guardamos cosas para que nos sirvan de conjuro, de recordatorio, de tabla de salvación. Y nada mejor que un olor. Muy bello. Un abrazo.

Maritza dijo...

Preciosos tus versos...
Creo, muy convencida de lo que digo, que ese pañuelo se hará eternidad,querido Leo...
El olor del ser amado se huele en el aire, se guarda en las manos, queda impreso en una prenda...y en tantos detalles inmensos.

Abrazos grandes y un beso.

Nueva Luna dijo...

Los aromas sanan...
y hay otros que matan...jaja. Hermoso Leo, besos.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajajajaja. Gracias Laura.
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Noelia: Bata de putear, sobre todo a la marciana. Qué tiene que ver ella? Jajajajajaja.
Y no, no soy boludazo, no tanto...
Besos.

Leo Mercado dijo...

Nunca tan certeras palabras, Juan.
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Un conjuro, Mar: eso.
Gracias por las lecturas.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Maritza!!!!! Hace tanto que no venís a visitarme....
Gracias, como siempre por la simpleza.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Me quedo entonces con los que sanan, NL.
Jajajajaja.
Besos.

Jorge Ampuero dijo...

Quizá porque la vida es como el agua que discurre continuamente.

Saludos.

Leo Mercado dijo...

Sí. Indudablemente, se trata de una cuestión sensorial.
Abrazos, Jorge.

Entre el espanto y la ternura... dijo...

Esos aromas que nos llevan a otros planos...

Leo Mercado dijo...

Sin dudas....
Gracias, Caro.
Besos.

Anónimo dijo...

Este poema se refiere a un describrimiento que hice no hace mucho tiempo: efectivamente, se pueden guardar los olores, sabores y sensaciones a la perfección.
Gracias por decirlo tan poetozo.

Sos increíble

Leo Mercado dijo...

Ah si? Pues a mí no me cabe duda alguna.
bESO.

Miguel Buján dijo...

Leo...llegó el gallego descolgado por consejo de Salazar (la tipa buena). No sabía muy bien cuál de tus textos quería comentar primero (lo que implica que dudo tanto como leo). Me decidí por este poema donde plegar un pañuelo es como plegar el espacio y, por añadidura, también, del tiempo, un tiempo así concreto.

Prometo volver a ver si las dobleces dieran de sí otras dobleces diferentes.


Un saludo, Leo.

soy... dijo...

Como la rosa en los libros.

Creo.

Un saludo.