martes, 10 de enero de 2012

20

.
No sé si fue el sombrero de paja (aunque en realidad tampoco estoy seguro si era de paja) o tu sonrisa de costado. No sé si fue el fortuito hecho de cruzarnos, los dos algo descalzos, en el calor de ese verano.

Sé que llovía, y que el agua rebotaba en el techo con la tenacidad de una araña tejiendo su infinita paciencia de artrópodo.

Ignoro si vos esperabas algo. Yo pretendía, solamente, ajustar a fuerza de aceite y voluntad, las arandelas de un poema que, hasta ahí, me parecía imposible o infinito.

Rememorar, con el lujo que propone el detalle, la suma de acontecimientos que se sucedieron desenrollándonos las ganas, sería una tarea propia de la ciencia histórica. Lo que quiero decir sencillamente, es que me fui, y que en el camino quedaron Madrid, Estambul, Bombay, La Paz o Cuzco; que te llevé donde estuve, y que vivimos, cada cual en su universo, treinta y pico de años, sin vernos. Que en el Alexander Platz de Roma contuve un segundo mi maldita obsesión por corregir hasta la forma que adopta la borra de café de mi pocillo, para abandonar por primera vez un poema que era una verdadera mierda, y alzar la vista y verte, parada frente a mí, con los ojos llenos de lágrimas y un sombrero (ahora sí lo confirmo) de paja.
.
.
.
(De "La otra orilla", 2011).

36 comentarios:

Mercedes Vendramini dijo...

Bellísimo ...

Saludos!

Leo Mercado dijo...

Gracias Mercedes.
Un beso grande.

Mónica dijo...

¡Maldita obsesión! hermoso Leo, un gusto leerte, 2 besos misioneros, excelente año amigo,luces siempre.

Anónimo dijo...

Los sombreros de paja son tenaces, como la lluvia.

Saludos.

Maritza dijo...

Esa presencia parada frente a ti, con sombrero de paja...fue el verdadero poema.

Lindo, como siempre. Íntimo. Conquistador de sueños.

ABRAZOS MILES, LEO.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Parece que hiciste bien en abandonar ese poema desajustado...

Noelia Palma dijo...

Leo!

acá el poema sos vos (aunque tmb te escribas en prosa) que siempre espero leer, que traza los hilos de mi mano que agarra la tuya!

Susan Urich dijo...

Te das cuenta, Leo? Se me anudan las sílabas al leer tus cosas. Y provoca putearte la verdad. Andas tutéandole el corazón a uno. Un abrazo.

Juan Ojeda dijo...

Sublime, que mezcla extraña aceite y voluntad en plan de ajustar un poema; muchas veces he pensado que todos los poemas se abandonan, indefectiblemente,

Conmovedora prosa de araña, de camino, de aceite alimentando el farol del viajero, de luces como bocas tranquilas, que piden tranquilas.

Un abrazo desde el sur.

Verónica C. dijo...

Entonces el primer sombrero era de paja, seguro.

Leo, tan dentro van que ni en universos personales, ni en lugares ni en otras sonrisas se pueden sacar.
Y la de poemas que nos inspiran, aunque a veces malos, pero mira, tienen su aquel.

Besos

...jebumarï... dijo...

:)

leogrande tan tan.

...te llevé donde estuve... oh!

qué hermoso.

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja. Monicaaaaa!!!!!!
Gracias por venir (después de muchísimo tiempo).
Excelente año para vos también.
Un beso grande, amiga.

Leo Mercado dijo...

Hay otras cosas mas tenaces, Luna, mucho más.
Gracias.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Coincido, Maritza.
Gracias por tu siempre generosidad.
Beso grande!

Leo Mercado dijo...

Fue lo mejor que hice en mi vida, Jóven cuervo.
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Noelia: Yo sólo soy un hombre que escribe. El poema es lo que me ronda, es lo que está fuera de mí, es lo que me entra al cuerpo en cada bocanada de aire y me sale bajo las uñas, para saltar sobre el teclado e inundar la pantalla de aquello que soy.
Gracias por el apoyo, amiga.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Susan: Vos sos mi amiga domadora de poemas. Es practicamente imposible que a vos se te anuden las sílabas (sospecho que sólo se trata de un momento).
Be-sos.

Leo Mercado dijo...

Sí, Juan: todos los poemas se abandonan. Yo también lo creo así. Sucede que algunos merecen alguna pena más.
Gracias por tus palabras.
Abrazo desde el norte, entonces.

Leo Mercado dijo...

Vero C.: Me costó saber quién eras, jajajajajajaja.
Que lindo es verte por aquí.
Gracias por tus visitas desde hace años.
Besos.

PD: Te debo algunas....

Leo Mercado dijo...

Jesú: Sos más difícil de asir que el aire.
Gracias.
Besos.

Nueva Luna dijo...

y ese sombrero, como sea...sigue llendo a donde vas, abandonando poemas o no. Sabe a vida... la que se desmenuza...

Leo Mercado dijo...

NL: Gracias por tus siempre oportunas visitas.
Un beso grande.

Hidrargirista dijo...

Te culpo por mis lágrimas.
Esta vez no pude soportar no comentar.
Un abrazo grande.

Leo Mercado dijo...

Hidrargirista: Gracias por la valentía.
Abrazos.

...jebumarï... dijo...

te quiero igual

ji :)

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja. Lo que quise decir es que sos así como intempestiva, nada más...

soy... dijo...

Mira que prosa tienes, y que capacidad de expresar ternura en ella, y también estética.

Yo, que soy amante de la prosa rica en imágenes. Imagínate.

Un saludo.

Leo Mercado dijo...

Un honor, mi estimado.
Gracias.
Abrazos.

Mar Horno dijo...

Siempre es un verdadero placer visitar tu Blog. Tus textos, tus poemas son alimento para el alma. Un abrazo.

el maquinista ciego dijo...

...qué bueno que la vida dé sus mejores golpes así, por sorpresa, disfrazada de 'instante casual'!

...leo arriba que abandonar ese poema es lo mejor que hiciste en la vida; me sumo al carro de los 'casuales' y confieso que lo mejor que yo hice fue responder a un mensaje de un desconocido, hoy parte de Todo...

Un brindis por los poemas abandonados, los mensajes inesperados y los cruces de miradas de los que nacen caminos...;))

Leo Mercado dijo...

Mar: Soy un gran admirador tuyo. El placer es mío. Vení cuando quieras.
Un fuerte abrazo.

Leo Mercado dijo...

Maquinista: Coincido de punta a punta con vos.
Lo mejor de nuestras vidas sucede cuando no lo esperamos...
Un abrazo.

Verónica C. dijo...

Me alegra que me pillaras jajaja
No te preocupes, ven a verme cuando gustes.

Besos querido Leo

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja. Me costó un poco, Vero.
Contame: A qué se debe el cambio de identidad?
Besos.

LIdia Fernandez dijo...

Qué lujo!!!. Me pareció tan sutil y bello hasta "infinito", que luego la enumeración de realidades, ciudades, etc, me pesó, aunque volvió a levantar vuelo en los cuatro últimos renglones. Es un poema que sin dejar de ser poesía, podría ser una bellísima canción. ¿Quien compone música por allí?

Leo Mercado dijo...

Música???? No será mucho? Mmmmmm.... Jajajajajaja.
Gracias infinitas.