jueves, 12 de enero de 2012

19


.
.
.
esa noche
fue pequeña y frágil
como un tronar de cielo
.
.
.

22 comentarios:

...jebumarï... dijo...

oh, el instante
el jugo
y la sencillez


:)

Leo Mercado dijo...

"la sencillez"
Beso, Jesu.

Anónimo dijo...

Lo pequeño es inmenso. Algunas veces.

Saludos.

Noelia Palma dijo...

Leo...

Mariposa dijo...

Porque lo sutil es, casi siempre, imposible que pase desapercibido... Beso Leo!

Juan Ojeda dijo...

Pequeña y frágil como el infinito, que delicada des-absolutez,

un abrazo.

Susan Urich dijo...

Hay noches que uno no sabe dónde ponerlas, es como si no encajaran ni siquiera en el estruendo. Este poema... bah, pa qué te digo que no si sí, es precioso.

Mar Horno dijo...

El trueno puede provocar muy miedo. Lo frágil es a veces poderoso. Un saludo.

Nueva Luna dijo...

síi, la sencillez de un momento efímero. Hermolo Leo!

Leo Mercado dijo...

No. Lo pequeño es inmenso siempre, Luna.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Noe...

Leo Mercado dijo...

Mariposa: Lo sutil es la belleza absoluta. Y la belleza absoluta, jamás pasa desapercibida.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Gracias, Juan, por la visita.
Un abrazo grande!!!!

PD: En el infinito, los opuestos se complementan al fin.

Leo Mercado dijo...

Sí, marciana, coincido: a veces uno no sabe qué hacer con tanta noche.
El poema, sin embargo, plantea el doble juego noche-ella. Y ahí es donde todo se confunde en un azar que incluso yo mismo ignoro.
Dale, vos sos la domadora, contame qué hay detrás del telón.
Besos, amiga.

Leo Mercado dijo...

Mar: El tronar es sólo el crujido de lo frágil.
Un beso.

el maquinista ciego dijo...

...y era todo tan hermoso, delicado y frágil, que al tren le dio miedo parar y comentar..........y se fue tronando bajito, en pos del horizonte......

(maravillosos tres versos, aunque seguro que no tanto como esa noche ;))

abrazos y silbidos en un cielo que dejamos atrás lleno de vapor....

Leo Mercado dijo...

Gracias maquinista.
Abrazos grandes.

Cinzia Procopio dijo...

Gran sutileza contundente.

Mi querido Leo, me honras con tu apreciación sobre el poema y me halagas con cada una de las palabras posadas en el blog.

Te abrazo.

Patricia Nasello dijo...

Pequeña, frágil e inolvidable, según parece.
Momentos que dejan marca en la culata de la vida.

Cariños

Leo Mercado dijo...

Cinzia: Para mí es un placer visitarte y leerte.
Beso y abrazo.

Leo Mercado dijo...

Patri: Honor puro saberte por aquí.
Gracias.

soy... dijo...

No me perdí este.

Pero no lo había leído.

Y que poderoso te sientes si un tronar de cielo es frágil...

Tu simplicidad desarma.

Y anoto.

Un saludo.