miércoles, 30 de noviembre de 2011

.
25


aquí
en estambul
recupero consonantes
distingo lo casual
de lo cáustico
la pimienta de alepo
del eneldo

distingo al mármara del negro
partiéndose en dos cauces desiguales

a la mujer de entre el tumulto
a la que observo
secreto

a la que quisiera entrármele al escote
en un gesto de descaro
besarle el cuello
la boca

pero no
este doble frío
de huesos y de ausencias
amilana todo intento

y yo me quedo solo
como siempre
buscando un punto
sólo un punto de calor
entre tanto invierno

                                       Estambul, invierno de 2005.



27


enmascaro el tañido
del ajenjo
disimulando
lo sutil

lo que aquí queda
o quedará

una mancha en esta mesa
una risa suculenta
y una promesa desecha

recobrará en algún tizne ajeno
el súbito sabor de una dulzura
que no nos permitimos




29


me duele bajo la piel
lo que nunca podré ser

quiero decir
alzar los brazos
y desplegar plumajes
herrumbrados

sábado, 26 de noviembre de 2011

Sanguíneos

.
12

estoy luchando aquí
en el poema
desaforadamente
no se ve
no se nota
pero lucho
créanme
lucho



18


aquí me bebo
el ángulo llano del renglón
la línea obtusa de oscuridad
que el grafito estría
a borbotones

tras la ventana
la gente camina
anda
como si yo no estuviera
desangrándome en estos versos

entonces me voy
vuelo
soy el aeroplano
que una mano catapulta

y ambos
poema y yo
nos hundimos en el aire de otro cielo




NOTA: El poema que precede apareció a las 10:10 am, justo cuando acababa de apoyar mis pies en el piso. Salió de un sueño confuso (o de varios sueños). En el sueño (o en los sueños) yo escribía este poema en un aeroplano de papel que arrojé por una ventana, ignorando su destino o función, si es que existían. Desconozco las circunstancias generales que rodearon el acontecimiento. Sé, sin embargo, que una mujer se divisaba a mi alrededor. Que no me veía. Y que yo me iba, me iba…



14


a veces
quisiera propinar improperios
deliciosos
a mansalva y sin mesura

pero la gente espera
que de mi boca culta
salgan evocaciones profundas

entonces digo
noche sirena nube
amor montaña nube
nube lluvia mar
nube

que es lo mismo que decir
mundo de mierda
quisiera patearte el culo

aunque no parezca

viernes, 11 de noviembre de 2011

Varios

 .
3

hablo de llenar
tu boca de lunas
para que seas
en mi noche
luz

[digo
simplemente

que el mundo hoy
es tu cintura tenue
entre mis dedos]



16

abjuro

valéry
aquí no hay
ningún espirit géometrique

yo sólo escribo
y por momentos dudo
que sean mis propias manos
las que tramen el papel

así
como el matador
muere en su ley
yo escribo el aire que respiro
los gestos simples
de las hojas
los pómulos curtidos
de la sal

la sangre misma del prójimo
todos sus desaciertos

sus quimeras



II

coronado de espinas
suspendido entre maderas
observo los secretos del viento
sus eternos designios

soy el origen mismo del pecado

egoísta perezco
sin compartir mi muerte
y sus divinas providencias



XIV

la hormiga arrastra la hoja
trabajando ferozmente

la mariposa lucha contra un día
que no la salvará

acrecienta sus colmillos desafiantes
la araña sobre la tela

yo escribo el mundo
con desesperación de insecto

con fallecimientos ajenos
para otra ocasión

con soledades de jungla
y sombras en la sombra
.
.

martes, 8 de noviembre de 2011

Un poema parabolar (paravolar) - Reedición a pedido.

.
la línea
            convexa
                           que tu empeine proyecta

y el borde
             abismal
                        de  tu recta tibia

                                            la montaña
                                       (que es tu rótula)
                                   en la que hago cumbre


y la parábola
          interna
                  de tu muslo

                        una parábola paravolar
.
.

viernes, 4 de noviembre de 2011

.
V

                                          “Todos los ríos me llevan a tu orilla dorada”.

                                                                                      Manuel J. Castilla



vos podrías partir el aire
de esa antigua consagración
llorarte noche adentro
en tu íntima verdad

entonces yo sería la antigua comunión
que ignora tiempos
y funde brazos en abrazos

en tu boca mora
tiñendo mi sangre
o en mi mano humo
acariciándote el pelo

como siempre alguna vez



XVI

                                    A Susi(marciana)



uno está lleno de gente
y
sin descubrirlo ciertamente
del otro lado
nos acechan
.
.