miércoles, 28 de septiembre de 2011

CINCO ÚLTIMOS POEMAS A QUIEN CORRESPONDA

.



“Ahora escribo pájaros.
No los veo venir, no los elijo,
de golpe están ahí, son esto,
una bandada de palabras
posándose
una
a
una
en los alambres de la página…”

Julio Cortázar





I

a tu supuesta felicidad
se suma
tu constante desgracia
la búsqueda de un verbo despabilante

la acción liberadora
que su nada ahora oprime



II

a tus destellos de culpa
se agrega
tu incansable cinismo

el sinfín de rostros a destiempo
que tus manos no alcanzan a asir



III

aquí
voy a hacer de este espacio
mi carne

de tu cauce desigual
el postergado peldaño
donde la araña teje a destajo
lo que amedrenta tu ira

aunque lo ignores
o lo niegues



IV

abrirás tu boca
y se te entrará la noche toda

ese envoltorio sutil
tiznando tus entrañas

el quejido de unos hombros
contrayéndose

la geografía interrupta
de algún ceño fruncido

habitando tus manías



V

no habrá más motivos
no habrán más razones

regurgitaré mis versos
cómodamente

mientras te olvido
(al fin yo)
por primera
por única
por última vez

mientras te observo
asumiendo tristemente
que el hilo de agua
que la canilla complace
bastaría para ahorcarte
y dejar de ser
apenas ese cuerpo
.
.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Varios...

.
TRES


yo no lo sé
pero tu boca agrega cosas
me deshabita de olvidos

y mi noche podría tener un solo hueco
y yo no importarme

y la caricia presentida
podría nadarme
entre el sueño y la vigilia

y yo no lo sabría
y sentiría la noche venir hacia nosotros
desalmado
o sediento



SIETE

deambulo por la hora separada
me desovillo en tus ojos
en el descuido de tu nariz
en el afán minúsculo de la hormiga

(la fiera
a lo lejos
me persigue la sangre)

quisiera poder decir
a ciencia cierta

sin tener que equivocarme
inocentemente

que alguna vez
se acabará esta pena
que me orilla las manos



DIECISEIS

                                                                    [antes]
ni este ruin invierno
congelando mis codicias

                                                                    [después]
ni el advenimiento prematuro
de una primavera que hacemos nuestra

podrán

                                                                     [siempre]
el desafío ha de ser
conservar tu olor
en las páginas del libro



VEINTISIETE

no me queda nada
parecido a la tristeza

ni más allá de mis brazos
ni más acá

y de mis párpados
ya no huye ningún sueño

no me importa
lo que parta de mí para siempre

lo que me deje lágrimas de arena
en el reverso de mis huesos

si aquí tu boca besa mi frente
y eso me basta



Diario de mar: día 58, junio de 1491.

resisto

como un capitán que
amarrado al mástil principal
de su navío
se niega a entregarse
al mar

y aprieta los dientes
y frunce el ceño
y teme con todo el amor del mundo

y resiste



(De “Hijo del viento y otros poemas”, 2010).

jueves, 8 de septiembre de 2011

Comunión

.
La tierra aquí amanece entre las nubes. La veo a diario al salir al trabajo.  Y yo no sé si será capricho del viento o qué, pero por un instante, por un ínfimo instante, a mí me crecen unas alas enormes.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Labrares

             .
                 Aquí, con mis razones vida adentro, aro la tierra. Pienso que uno no elige dónde nacer, pero sí puede elegir dónde morir, y con quién o cuándo. El mediodía, presuroso, se avecina desafiando mi jornal, y a mí no me importa. Y te llamo con voz ronca desde el fondo del valle. Y te busco, entre las hojas resecas del otoño.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Trampa

.
La niña tortuga vive corriendo, paradójicamente. Un segundo aquí, otro más allá. Y uno nunca puede asirla por completo. Yo entonces le escribo unos versos. Dos o tres, solamente, para que no llore. Y un relato sin sentido, como éste, por ejemplo, en el que la tengo al menos el tiempo que tardan sus ojos en pintar estas palabras.