jueves, 28 de julio de 2011

Pez de plomo

.
A las tres mosqueteras.

               Alguien en el mundo nos piensa, mientras nosotros miramos insistentemente cómo el pez de plomo emerge del caño acerado y, precipitadamente, nos impacta en el centro de la frente, para dejarnos nada.

               Alguien en el mundo nos piensa, y es la hora del té o del almuerzo, de una caminata con música o de leer en la hamaca; nos piensa, alguien, ignorando siempre nuestro destino egoísta, y todo lo que una miserable muerte avecinará.
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011). 

miércoles, 27 de julio de 2011

Música

.
ella se mueve
sutilmente
y el aire se hace música
en cada recoveco de su cuerpo dúctil
.
.
(De "Poemas parabolar (paravolar)", 2011).

martes, 26 de julio de 2011

14

.

sobre los pormenores de tu lateralidad
voy a decir
que amo el mismísimo centro
de lo que sos
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011).

viernes, 22 de julio de 2011

Cinco poemas de "Desperfectos (cruda poesía mía)", 2007.

.
7


la noche cíclope
me observa la espalda

con su sagaz predilección
lame mi entraña


podría navegarte en mis venas
si quisiera



10

hasta el hartazgo
hasta los coágulos
hasta el desgarro

abrupto te transito

detrás del vidrio
vos doblás
las telas del recato

[no imaginarás nunca
este segundo
en el que te zurzo a mi vida]



17

la noche no se aprieta
contra mi pecho

se escapa
monte adentro

y se erige
definitiva
detrás de los cerros inmóviles
que la alimentan

la luna
hoy afilado puñal
no sospecha
estos pormenores lúdicos

espera
desde la primera
de todas las noches



19

si pudieran creerme
que es el tiempo
quien olvida

y no yo

que mis dedos
no son los que
fabrican historias

y sí los tuyos

que me escondo
detrás de mis suspiros
que quisiera que me vieras
tal vez arrojarme al vuelo

que no podría hacer otra cosa
que retorcerme el pescuezo
para saberme vivo

créanme



31

no tengo historias que contar

a despropósito poseo
la certeza de los saurios
transitándome la espalda

como único relato
.
.

miércoles, 20 de julio de 2011

Cuento

.
Él quería ser soñado por una mujer. Entonces se convirtió en príncipe, y se pintó de verde, para parecer sapo.
.
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011).

martes, 19 de julio de 2011

11

.

                                                                                                A Sarah.

Estar parado en la fila del supermercado, y sentir esa sensación (acaso comparable con un puño que arruga una tela) hacerse carne desde las afueras del pecho hacia el centro. Mirar los pies, automáticamente, y mover los dedos en el interior de las zapatillas. Empuñar con la izquierda la ira, y con la derecha la suma de menesteres, hasta entonces imprescindibles.

Cinco o seis segundos solamente. Y no caer.
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011).
 

domingo, 17 de julio de 2011

10

.
un tren viaja certero
en su doble azar paralelo

la música suena indiferente

y sobre esa oruga acerada indago
lo que mirás
cada mañana
cuando abrís los ojos
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011).

viernes, 15 de julio de 2011

Tres poemas (de "Cóndores tatuados", 2008).

.
3

hablo de llenar
tu boca de lunas
para que seas
en mi noche
luz

[digo
simplemente

que el mundo hoy
es tu cintura tenue
entre mis dedos]



25


entro a desgarro en la indiferencia
sin quererlo
como el último de todos
como la saliva final del beso

soy el que todos ignoran

-digo.

estoy aquí
beso tu frente
nunca estarás solo

-dice.

entonces nos amamos



33


serenaVIOLENTAviolentamenteserena
HERMOSAhermosamenteinconmensurable
INCONMENSURABLEMENTECIERTAciertamentetierna
TIERNAMENTEFEROZferozmentecálidaCALIDAMENTEMUJER

a veces quisiera
que fueras algo más
que la suma de adjetivos
que uso para hacerte
.
.

lunes, 11 de julio de 2011

7

. 
                                                           una línea tensa

___________________________


las manos frías
(las dos)

los ojos cerrados
(los dos)

y el crepúsculo sobre la montaña
que se une
a mi torre de babel
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011).

jueves, 7 de julio de 2011

Cuerda

.
“No hay cuerda que valga, los buenos vuelos nunca siguen
las instrucciones de nadie”.

Cinzia R.



                                       En el pueblo de los ríos que suben, todo puede ser todo: una cuerda es un pájaro. Un pájaro es un árbol con hojas en invierno. Un árbol con hojas en invierno es una roca metamórfica que es, a su vez, el agua que gotea del hielo del techo de mi casa (que es un liquidámbar de hojas rojas), y que, antes de golpear la tierra con desaforo o inconsciencia, es una cuerda, que parece pájaro, pero que es cuerda, y vuela.
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011).

martes, 5 de julio de 2011

Un poema parabolar (paravolar)

.
.
la línea
     convexa
          que tu empeine proyecta

y el borde
     abismal
         de tu recta tibia

                                     la montaña
                                 (que es tu rótula)
                             en la que hago cumbre

y la parábola
     interna
          de tu muslo

          una parábola paravolar





_______________
Si supieras lo que tu cuerpo relata, de sólo estar, seguramente no lo creerías.
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011).

domingo, 3 de julio de 2011

Sobre esa mujer

.
Esa mujer está en mí. Se me sale por los ojos para ser la que compra verduras del otro lado de la calle, la que ríe en la carnicería y sufre en el dentista.

Su pelo se me sale por las uñas para poblarle el rostro que, a trasluz, enamora al vendedor de diarios de la esquina.

Y su olor, claro, su olor… Su olor son mis rodillas aplaudiendo; son mis codos temblando el pocillo de café: su olor me ronda la muñeca izquierda (emerge por los poros: yo veo mis vellos erizarse).

Su voz es el desorden de mi biblioteca. Ella flota de cada uno de mis libros escritos y anotados y tachados, para cebar los mates que el invierno imprime en nuestras paredes, mientras las pequeñas voces reclaman circos, piratas o tesoros.

Esa mujer está en mí. Aunque crea que duerme a mi lado, en el costado izquierdo de la cama, independiente, y que el que ronca soy yo.
.
.

viernes, 1 de julio de 2011

Anotación al margen

.
·El sosiego del borde de tu boca, cuando el sueño te avecina una sonrisa de lado.
·El límite abismal de la mesada, donde tus manos descansan ante el ave toda acuchillada.
·La mentira en el espejo.
·La búsqueda infatigable de tu muslo entre el caos de las sábanas.
·El mar que tus ojos proyectan en el sillón, donde yace mi velero de papel.
·Una razón.
·Una excusa.
·Y aire.



NOTA: Añadir una realidad en la que depositar las furias que se mecen en el ángulo que marca mi hemitorax oeste.
.
.