lunes, 5 de diciembre de 2011


26


sé que cuesta caro
buscar el desborde alado

y ser aire y nube
y llevarte conmigo
aunque no vengas




27

enmascaro el tañido
del ajenjo
disimulando
lo sutil

lo que aquí queda
o quedará

una mancha en esta mesa
una risa suculenta
y una promesa desecha

recobrará en algún tizne ajeno
el súbito sabor de una dulzura
que no nos permitimos
.
.

6 comentarios:

Noelia Palma dijo...

y llevarte conmigo
aunque no vengas

ay Leo...

Leo Mercado dijo...

Beso, amiga.

La que vive al lado dijo...

Mercadeeer...hermosas sus palabras. Tal vez tristes,si, pero exquisitas como siempre.
Abrazo!

Leo Mercado dijo...

Gracias vecina.
Abrazo grande

Maritza dijo...

Qué trsite esto, Leo :
"recobrará en algún tizne ajeno
el súbito sabor de una dulzura
que no nos permitimos", mira que hay momentos únicos (si no todos!) que no vuelven, oportunidades que fueron una sola vez...

"y llevarte conmigo
aunque no vengas"...eso si es duro.

AY! Leo querido, tú no dejas indiferente a nadie ( o, como se dice "no dejas títere con cabeza"!)...

;)

BESOS nocturnos.

Leo Mercado dijo...

Coincido con aquello de los momentos, Maritza.
Hay cosas que a veces hay que dejar volar....
Besos.