viernes, 11 de noviembre de 2011

Varios

 .
3

hablo de llenar
tu boca de lunas
para que seas
en mi noche
luz

[digo
simplemente

que el mundo hoy
es tu cintura tenue
entre mis dedos]



16

abjuro

valéry
aquí no hay
ningún espirit géometrique

yo sólo escribo
y por momentos dudo
que sean mis propias manos
las que tramen el papel

así
como el matador
muere en su ley
yo escribo el aire que respiro
los gestos simples
de las hojas
los pómulos curtidos
de la sal

la sangre misma del prójimo
todos sus desaciertos

sus quimeras



II

coronado de espinas
suspendido entre maderas
observo los secretos del viento
sus eternos designios

soy el origen mismo del pecado

egoísta perezco
sin compartir mi muerte
y sus divinas providencias



XIV

la hormiga arrastra la hoja
trabajando ferozmente

la mariposa lucha contra un día
que no la salvará

acrecienta sus colmillos desafiantes
la araña sobre la tela

yo escribo el mundo
con desesperación de insecto

con fallecimientos ajenos
para otra ocasión

con soledades de jungla
y sombras en la sombra
.
.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Y por todo esto sos poeta.

Saludotes.

Clara dijo...

Claroscuros.
Llegué a ver la sombra pero estaba llena de luz.
Maravilloso leerte.

Besos,

Clar

Clara dijo...

Clara. Toda.

Noelia Palma dijo...

Leoooooooo

Leo Mercado dijo...

No sé, Luna, yo a veces lo dudo...

Clara, toda Clara: Besos.

Noe: Queeeeeeeeeeeeeeeeeeeee?

Mayte Piera dijo...

Escribes el aire que respiras... por eso es vida lo que escribes.
Siempre es un placer pasar por aquí.
Beso

Leo Mercado dijo...

Gracias, Mayte, linda.
Besos.

Nelson Javier Salinas Soto dijo...

Muy buenos poemas, sinceramente te felicito ..excelente!!

te visito desde

http://desdoblamientointelectual.blogspot.com/

Suerte!!

Cinzia Procopio dijo...

Mi Leo querido, vengo a decirte varias cosas. Primero que hermoso, hermoso, hermoso es tu comentario generoso y poético. Segundo, si tengo que arrodillarme para pedir perdón por el abandono, pues, estoy de rodillas. Tercero, he leído las últimas entradas y tengo la piel erizada de tanta poesía, de tantas lunas y bocas...Eres grande, mi poeta.
Te mando un beso enorme y te abrazo desde aquí, desde Caracas.

Almudena Vega dijo...

...los pómulos curtidos de la sal, sublime