martes, 23 de agosto de 2011

Coordenadas

.
S 26º 07’ 40.0’’
W 65º 05’ 41.5’’

1.489 msnm


1) Decir mierda. Y salir a regar cada liquidámbar, cada bambú. Dejar que el agua se esparza para donde mejor le plazca.



2) Decir la puta madre. Y volver a entrar en este laboratorio-casa. Dejar que la calavera ría en mi mesa de luz, que sus tibias se retuerzan en infecciones de otro tiempo.



3) Decir la puta madre, me cago en la mierda (en la mismísima mierda). Dejar que la ira del muerto se añada a la del vivo (y yo no sepa cuál de los dos soy yo y cuál, por consiguiente, es él) y juntas sumen cóleras furibundas a estas planillas, a este papel en el que escribo increíbles tesis sobre por qué la historia, cuándo la ciencia, y cómo el arte de narrar (de construir o inventar?) sucumbieron ante mis intenciones de explicar, en realidad, qué nos lleva a ser, esta noche, el hombre más solo del mundo y el muerto más muerto de la historia.



4) Decir el vulgar poema:

                                                                                                               andamos juntos
                                                                                                               por allí modificándonos

                                                                                                               Francisco Urondo



en la misma noche
estamos
abriéndonos paso
en la humedad

que para esta altura
no es más que otra forma
de esta mutua soledad



5) Decir que, en realidad, acaso lo único que importe sean las coordenadas donde un hombre (el otro aquí ya no cuenta) late desaforadamente y con pasiones propias para otra ocasión, construye un tiempo extraño, particular, un tiempo que le ronda el cabello a una mujer, que le punza el humo al café, que transpira la sucesión de tarsos tibios y fémures afiebrados. Y pide auxilio.
.
.

41 comentarios:

Maritza dijo...

Ay que me duele este escrito...
Un tiempo difícil, difícil de transitar. Tiempo difícil de vivir. Sobretodo de "aceptar".

Que el hombre (éste, el de antes,no sé, cualquiera,ambos),pueda construir ese "tiempo extraño, particular, un tiempo que le ronda el cabello a una mujer"...eso, es demasiado hermoso para que se pierda.

Abrazos grandes querido amigo. Qué bueno que pudiste disfrutar un poco de nuestro país.
;)

Noelia Palma dijo...

ay Leo...
ay ay ay

es como si se me hubiera abierto el diafragma y no pudiera respirar... (es el diafragma el que nos ayuda a respirar? bueh, no sé, pero vos entendés)

mil besos, pero miles,
que te hagan saber que esto me hace quererte y admirarte más!

Susan Urich dijo...

Me encanta cuando escribes así. Hay una violencia visceral en este texto que lee tan sabroso, y que duele tanto, tan rojasangrevino. Te abrazo mucho.

Susan Urich dijo...

"que se lee" quise decir.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Con pasiones propias, si. Imparable.

Nueva Luna dijo...

Te digo que tus cordenadas palpitan tristeza. Que cavan hongo y surcan los límites de la cordura en estas noches profundas. Me pone la piel de gallina leerte.Un abrazo con viento sur.Bsos

Adriana dijo...

es que decir groserías es tan cercano a nombrar la poesía :)

Anónimo dijo...

¡LA PUTA MADRE!!!!! ¡MIERDA!
Ay, Ay, Ay ... No sé que andarás haciendo por ¿ Brasil? Pero cerquita de allí a mi me brotan unas ganas de salir corriendo y abrazar los huesos que descansan bajo tu cama...

¡Qué texto, Leo! ¡ QUÉ TEXTO!!!

Leo Mercado dijo...

No se pierde, Maritza, como tampoco vos deberías hacerlo.
Muchas gracias por el cariño.
Besos y abrazos.

Leo Mercado dijo...

Es el que nos da hipo de acuerdo a su contracción, jajajajajaja.
Gracias amiga querida por el cariño de siempre.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Me encanta destruirme en un texto, Susan, jajajajajajaja.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Sí, Cuervo, con pasiones propias, y un poco de ajenas, como para no perder la costumbre.
Abrazo.

Leo Mercado dijo...

Gracias Nueva Luna, un poco de viento sur no viene nada mal.
Besos.

Leo Mercado dijo...

No sé, Adriana. Sos muy dulce igual.
Gracias.
Besos.

Leo Mercado dijo...

No no, Chasco, un poquito más al oeste. Ahí, ahí.
Dale, vení, abrazame los huesos. Pero los vivos...
bESOte

Elena Lechuga dijo...

Te coordeno.
Te abrazo.
Te leo, siempre.
¿Cómo no hacerlo?

Leo Mercado dijo...

Cerrando los ojos, rulienta. Así.
Besos.

Anónimo dijo...

Bueno, ya que lo pedís...

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajajaja.
Te espero.

Luna dijo...

Bueh, bueh, bueh...imagino que el auxilio ya llegó hasta esas coordenadas...

Un saludote grandote, Leo.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajajaja.
Besos, Luna.

romi dijo...

Me encanta como escribes Leo, te felicito.

Besos

Leo Mercado dijo...

Muchas gracias Romi.
Te debo algunas visitas.
Besos.

Mixha Zizek dijo...

Leo este texto me gusto mucho con todo y palabras y palabrotas, besos

Mayte Piera dijo...

Leo tristeza y leo rabia también... y me encanta la mezcla.

Sí Leo, tablas y un beso.

Leo Mercado dijo...

Gracias Mixha.
No podría diferenciar las palabras de las palabrotas...
Besos.

Leo Mercado dijo...

Una mezcla a veces nociva, Mayte. Pero inevitable.
Gracias.
Besos.
PD: Como dice la canción, empatar a veces es que ganen dos.

LIdia Fernandez dijo...

mutua soledad, ¿es mas o menos soledad que soledad sin mutua?
Muy estilo Leo, lo que es bueno, ya que Leo escribe, y está con Leo.
Me encanta tu estilo
Un abrazo fuerte, un soplo de viento encantado para cuando salís a regar bambúes.

David C. dijo...

interesante poema.

Susan Urich dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=hdmsHYJApLQ

Mira, Leo... Noe y yo pensamos que esta canción eres tú, que tu alma, si uno se acerca un poco al pecho y te abraza, y caracolea los dedos en barba esa asquerosa que tienes, sonaría así. Te queremos.

Noelia Palma dijo...

mi norte preferido, eso sos, Leo.
y sí, te queremos.

Leo Mercado dijo...

Ahora que lo veo claramente, Lidia, es soledad sola; dado que soledad con soledad es compañía.
Gracias por el bálsamo.
Un beso.

Leo Mercado dijo...

Gracias, David C.

Leo Mercado dijo...

Mi barba es asqueorsa, Susan?
Gracias, un beso.
Jajajajajajajajajajajajaa

Leo Mercado dijo...

Jajajajajjaa. Noe, el norte es uno solo.
gracias por la canción.
Beso

PD: Beso a la marciana también, aunque su comentario hiciera que me afeitara...

Alea dijo...

Qué rotundidad, qué bonito y qué palabras tan perfectas.
Da gusto encontrarse textos así. Te hacen sentir, aunque sea algo atroz. Pero la poesía lo transforma todo en arte y el arte siempre es bello.
Un abrazo

Leo Mercado dijo...

Gracias Alea, por la visita y el comentario.
Un abrazo.

Susan Urich dijo...

Leo, si te afeitaste la barba, tendremos un problema, tú sabes que lo digo por molestar, si tu barba es parte de ti como si estuviéramos hablando de un dedo o un párpado, cómo te amputas un dedo, o un párpado... te has vuelto loco? Te quiero un montón. Y sí, la barba esa asquerosa que tienes, la barba, el nido ese que te crece en la cara, provoca meter los dedos muy suave y contar los pájaros, los guijarros, todo. =) Un abrazote, así enorme. Jajaja creo que estoy un poco sentimental.

Roxana Torres Neira dijo...

Visceral, como me gustan.
Senti un golpe de karate seco en el pecho y después me partí, igual que una madera.
Un beso.

Leo Mercado dijo...

Ayyy Marcianaaaaa. Ahora me lo decís? Ahora que me he restado al menos cinco años? Jajajajajajajajaajaja.
Será por eso que no puedo escribir, que ando con los dedos amputados y con la cara sin pájaros...
Besos, amiga querida.

Leo Mercado dijo...

Rox: Más allá de lo explícito del texto, no encuentro otra manera de escribir (de sentir?) que no sea visceral.
Gracias por materializar el mensaje.
Un beso grande.