martes, 5 de julio de 2011

Un poema parabolar (paravolar)

.
.
la línea
     convexa
          que tu empeine proyecta

y el borde
     abismal
         de tu recta tibia

                                     la montaña
                                 (que es tu rótula)
                             en la que hago cumbre

y la parábola
     interna
          de tu muslo

          una parábola paravolar





_______________
Si supieras lo que tu cuerpo relata, de sólo estar, seguramente no lo creerías.
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011).

31 comentarios:

Tuky dijo...

"Si supieras lo que tu cuerpo relata, de sólo estar, seguramente no lo creerías" y después me pone a mi "me morì, muerto" claro, claro claro :)

Salute!

Leo Mercado dijo...

Eyyyy Tuky, acabo de sacar del horno el poema. Tené cuidado que quema, y aquí no nos hacemos responsables del mal uso de los poemas...
Besos.

Noelia Palma dijo...

el poema donde volé, Leo...

Elena Lechuga dijo...

me hago cargo

Anónimo dijo...

Quema, mata , vuela...y seguramente la lista de efectos colaterales continuará en este muro de comentarios ( tanto como la lluvia de plumas que empieza a cubrir el piso del blog)
Este muchacho escribe y trasforma la anatomia humana en el paraíso. Amusa hasta un cascote en el borde del río.... SOS UN GRAN ESCRITOR, Leo

Anónimo dijo...

" trasforma amusando un simple cascote"

Maritza dijo...

Mira todo lo que puede relatar un cuerpo! Y eso que tu inspiración llegó hasta la pierna nada más.
Me imagino que hacia arriba sería inconfesable...
;)
Abrazos grandes,Leo.

Leo Mercado dijo...

Gracias Noe. De eso se trata.
Besotes.

Leo Mercado dijo...

Elenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa....

Leo Mercado dijo...

Dale pez, hagamos un barquito de papel, que sea ese trasatlántico que nos sirva para navegar el rio "acascotado" de musarañas.
Gracias, exagerada.
bESO.

Leo Mercado dijo...

Absolutamente inconfesable, Maritza, jajajajajaja.
Gracias, gracias, gracias.
Besotes, querida amiga.

noe dijo...

Volemos pues con tus hermosas palabras.

Encantada de descubrir este lugar.

Gracias por tu visita y por tus palabras.

Leo Mercado dijo...

Gracias por venir, noe.
Besos.

Mariposa dijo...

Y sí, definitivamente me hiciste volar!
Besos! ;)

Mariposa dijo...

Y sí, definitivamente me hiciste volar!
Besos! ;)

Leo Mercado dijo...

Bueno, Mariposa, estimo que a eso te dedicás....
Besos.

J.Maseda dijo...

es tu experiencia
frente a mi intención

te leo y reafirmo
mi entusiasmo a la lectura

Luna dijo...

Y si, uno vuela, y se proyecta justo ahí. Y creo. ( que pueden ser dos cosas)

Perdí la cuenta de las bellezas.

Saludos grandotes , Leo.

LIdia Fernandez dijo...

Pintás de una manera tan bella a la mujer, que si te sigo leyendo, Leo, me voy a hacer lesbiana, caray, a ver si puedo sentir asi

Agostina dijo...

un cuerpo puede decir muchas cosas.... como puede callar muchas otras

Leo Mercado dijo...

Gracias Jorge por el entusiasmo.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Qué cosas pueden ser, Luna?
Abrazote.

Leo Mercado dijo...

Lidia: La mujer es bella en sí misma, no necesita de ningún pintor; y mucho menos de un abandónico como yo.
Besos.

PD: Quedate así nomás.

Leo Mercado dijo...

Y vos qué preferías, Agostina, que hable o que calle?

...jebumarï... dijo...

un pañuelo por favor..
LEOOOO!!!!!!

amortotal

un beso!

Leo Mercado dijo...

¿Uno grande o chiquito, Jesu?
Ayyyyy. Noooooooo.

Besotes.

romi dijo...

convexa
que tu empeine proyecta

y el borde
abismal
de tu recta tibia

Que bello poemaaa Leo, te felicito

Besos

Leo Mercado dijo...

Muchas gracias Romi!!!!
Besotes!!!!

María dijo...

Hola, Leo:

Me alegra mucho descubrir tu blog, me gusta mucho cómo escribes, y me detengo aquí en este poema tan original... te felicito por tu manera de transmitir.

Un beso.

María dijo...

Lo mismo no te enteras de que visito tu blog, dejaré otra huella más cercana.

Leo Mercado dijo...

Me alegra mucho verte por aquí, María.
Agradezco tus palabras.
Un abrazo grande.