jueves, 28 de julio de 2011

Pez de plomo

.
A las tres mosqueteras.

               Alguien en el mundo nos piensa, mientras nosotros miramos insistentemente cómo el pez de plomo emerge del caño acerado y, precipitadamente, nos impacta en el centro de la frente, para dejarnos nada.

               Alguien en el mundo nos piensa, y es la hora del té o del almuerzo, de una caminata con música o de leer en la hamaca; nos piensa, alguien, ignorando siempre nuestro destino egoísta, y todo lo que una miserable muerte avecinará.
.
.
(De "Poema parabolar (paravolar)", 2011). 

32 comentarios:

Maritza dijo...

Excelente.
No te sé decir más. Me encantó.
MUY PROFUNDO (muy de Leo).

ABRAZOS GRANDES,LEO.

Mariposa dijo...

Alguien en el mundo nos piensa y uno distraido mirandose el ombligo.

Susan Urich dijo...

Leo, hijoputa, te quiero.

Noelia Palma dijo...

gracias Leo...
y cuando te digo gracias, lo digo por todo, por tanto y por tan poco, por lo bueno, por lo malo, por tu barba fea y linda a la vez, por el abrazo que te debo, por decirme tatuada, por ayudarme...
te guardo un lugar en un poema, el que nunca escribí, pero tiene tu nombre....

Leo Mercado dijo...

Gracias Maritza.
Tu visita es más que suficiente para mí...
Besos.

Leo Mercado dijo...

Sucede casi todo el tiempo, Mariposa. Ojalá la lucidez nos visitara más a menudo.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Marciana puteadora, te voy a lavar la boca con jabón...
Jajajajaja
Besos.

Leo Mercado dijo...

Gracias a vos Noe, nunca había tenido un poema que no existe.
Besos.

Nueva Luna dijo...

Mientras perdemos nuestro tiempo tratando de manejar nuestro destino, alguien juega y se divierte mucho...Bsos

Leo Mercado dijo...

Y... Es complicado....
Besos, N. L.

noe dijo...

Me gusta esa idea de que alguien me piense, me gustaría poder pensar que a veces yo también pienso en ese alguien y a veces se cruzan nuestros pensamientos.

¿Existirá un universo paralelo donde naden esos pensamientos y se hagan arrumacos en las madrugadas?

Me gusta mucho tu pez de plomo.

Leo Mercado dijo...

Del doble pensamiento, del paralelismo, del cruce; de eso hablo en el texto, noe. Sí.
Sí, por supuesto que existe. Ese lugar se llama oniria.
Gracias. El pez, encantado de la vida.
Un beso.

Mercedes Vendramini dijo...

BELLÏSIMO!!!! y qué orgullo que hayas pasado por mi sitio. GRACIAS!

Leo tu poesía y siento que pareces repetir unas palabras de Alejandra Pizarnk : " ... no quiero ir nada más que hasta el fondo ... " - Eso haces, vas hasta el fondo!

Leo Mercado dijo...

El orgullo es mío, Mercedes.
Gracias a vos por la visita.
Un abrazo.

Juan Ojeda dijo...

Es la primera vez que vengo por acá; un gustazo la verdad.
El pez de plomo y el caño acerado, quizás poner la pava en el fuego se parezca a girar el tambor y confiar en el destino... quizás, estoy zapando.

Leo Mercado dijo...

Quizá Juan. El destino es lo más incierto.
Gracias por la visita.
Un abrazo.

LIdia Fernandez dijo...

Me gusta tu mundo Oniria, lo visitaría (quizá lo visito), pero los aeropuertos están cerrados por las cenizas
Besos

Mayte Piera dijo...

Me ha encantado descubrir este espacio.
Saludos

Erika Kuhn dijo...

Cómo dicen ustedes?............ sos tambien increíble Leo....

me gusta tu "desperfecta" palabra !

Saludos y un fuerte abrazo

Leo Mercado dijo...

También se puede llegar por tierra, Lidia.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Muchas gracias Mayte, voy a visitarte.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Erika: sos una artista alucinante. Es un honor para mí que estés por aquí.
Besos.

Elena Lechuga dijo...

Lo que me asusta es que nos piense esa miserable muerte. O que no sea tan mísera.
O que la humildad no me llegue como el fin. O que el fin sólo sea el principio.
O dejar de escribir. O no poder leerte.
Te alcanzo mi mano. Déjame que te acaricie.

Leo Mercado dijo...

La muerte nos piensa durante toda la vida (como nosotros la pensamos a ella). Y sí, a veces es jubilosa, complaciente. La humildad no nos llega, mi estimada: la humildad nace con nosotros, es el principio de todo. Se trata, entonces, de conservarla.
Recibo tu abrazo, amiga querida.

Lucía dijo...

Un caño acerado y un camino futurámico.
No sé cómo lo haces, pero hay poesías de unos pocos, de los demás y hay poesías solo tuyas.

Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Yo tampoco sé, Lucía. Jajajaja.
Gracias por tan generoso comentario.
Un beso grande.

Alma Mateos Taborda dijo...

Brillante texto para la reflexionar hondo y dejar de mirarnos a nosotros mismos.Me encantó. Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Gracias a vos, Alma, por llegarte por aquí.
Un abrazo grande.

Luna dijo...

Y nos deja una nada de frío...

Un saludote, Leíto. Por las dudas sahumerio...

(Claro, luego de la expl. y leer de nuevo...)

Leo Mercado dijo...

Luna lunera...
Un saludote para vos también. (Prendé la estufa).

Cinzia Procopio dijo...

Mi bello Leo, que hermosas palabras me dejas. Te tengo abandonado (y ni hablar de Susan y Noé)...pero en estos días terminaré un proyecto y me dedicaré a querer a mis amigos, como debe ser.
Te abrazo eternamente.

PD: la música, la música!!! Me quedo un rato.

Leo Mercado dijo...

Quedate todo lo que quieras, Cinzia.
Besotes.