lunes, 6 de junio de 2011

Clase de Geografía

.
El río atraviesa el puente naranja de oeste a este. Y la ruta, perpendicularmente secciona, a su vez, al pueblo en dos mitades. Al fondo, otro río obra como el primero (ahí el puente es blanco). Después cero pueblo y pura y exclusiva selva de montaña. La ruta sigue, al norte, sola en su ensimismo, pero no es propósito de esta clase.

La cosa en términos gráficos sería así:
____________________________________________________________________
           
        X                                                          I
I
I
I
____________________________________________________________________

Si nosotros hiciéramos un corte de perfil del primer gráfico, éste quedaría, de oeste a este, más o menos así:

\
        \
               \
                     \
                           \
                                 \     \     \     \     \     \     \

El punto rojo, que primero es equis y después diagonal, según corresponde en las respectivas vistas, marca el sitio en el que una casa se levanta, alejada del mundanal ruido; en donde un hombre abre las ventanas en pleno sol de otoño, y respira profundo ese olor a tabaco a destiempo, y piensa en esa mujer que no está, pero que puebla desde las telas de araña del techo hasta el polvo incompleto de los libros, pasando por la yerba usada del mate, la rojedad de los ladrillos del contrafuerte, la lámpara a medio hacer del living, el ángel de Piazzolla en el ambiente, el latido a ritmo exacto y este papel, por supuesto, mojado por sus ojos mar.





NOTA: El norte siempre es hacia arriba, derivándose los restantes puntos cardinales por mero ejercicio lógico.


(De "Las tramas de la noche", 2011)

25 comentarios:

Noelia Palma dijo...

Leoooooo
please, no me hagas mas esto!!
(que lindo)
un abrazo, amigo bonito

Anónimo dijo...

Cuando uno cree que ya no es posible más, es posible.
Sos un genio

Leo Mercado dijo...

Bueno Noe, no te lo hago más.
Gracias.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Acaso soy el reflejo de un espejo, simplemente.
bESO, T.

Luna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luna dijo...

La casa. En ese espacio geográfico, ella.
Una X, por morada de versos de sol y ríos. También del aroma verde, ese que desvela en humo. Y ella.
Las arañas tejiendo y descolgando palabras del techo, entonces diagonal al papel-cuaderno. Otra vez ella en ese espacio organizado, en ese pedacito de epidermis del mundo.

Nunca imaginé una clase así...

Saludos grandotes, Leo.

Leo Mercado dijo...

Yo tampoco, Luna.
Un beso grande.

Ananda Nilayán dijo...

Buenísimo, Leo... ole tu.

Besos ***

princesa_bacana dijo...

Encanta de leerte Leo, muy bueno el blog, muy muy buena tu poesía. Me gustaría mucho publicar algunos de tus poemas en el fanzine que edito "La Trastienda". ¿Me das permiso? Acá podés ver las ediciones anteriores en formato pdf: www.elciberperiodico.com.ar

Maritza dijo...

Nunca me gustó la geografía...pero esta clase es fuera de lo común y estaría replanteándome mis gustos.
:)
Me gustó mucho la descripción del entorno del hablante, y muy especialmente ese papel "mojado por sus ojos mar".

Leo-Leopardo!...una vez más tú sorprendiendo a tus lectores.

Abrazos de Mar...itza.

Lidia dijo...

Extraña clase: primero serio y metódico, difícil, luego explotan las emociones en el paisaje animado y finalmente se termina el recreo, a ponerse serios.
Muy original
Beso

Elena Lechuga dijo...

Mapa perfecto para perderse. En sus puntos cardinales.
Besos sureños.

Leo Mercado dijo...

Gracias Vero.
Besos grande!!!!

Leo Mercado dijo...

Sí Princesa, podés publicar los poemas que creas convenientes en ti fanzine, con todo gusto.
Un beso grande.

Leo Mercado dijo...

Maritza....
Esperá tranquila que ya llegan las clases de matemáticas, de física y de educación ciudadana, jajajajjaja.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Lidia:
No me hagas sentir un viejo profesor de geografía, mala onda y renegón...
Jajajajajaja.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Ja! Elena.

Con edulcorante y al Revés dijo...

Aplausos. Varios (:

El Norte siempre es el Norte, lo que se da vuelta es el mundo.

Mis saludos pa' usted muchacho!

Leo Mercado dijo...

CEYAR: Te aviso que estoy respondiendo este comentario colgado de un árbol, con la piernas en una rama y la cabeza morada ya.
No quiero hablar demasiado: temo babosearme la cara.
Muchas gracias por tu visita.
Besos.

Lidia dijo...

Ay, si, no quise hacerte eso, simplifiqué. Es que estaba tratando de contarmelo a mi misma.
Lo bueno es que leyéndote aprendo, no se si geografía, aunque también. Ahora se que los ríos pueden atravesar los puentes

Leo Mercado dijo...

Bueno, aquí, en mi pueblo, todo es posible, Lidia...

Mariposa dijo...

El norte cambia segun donde nos paremos, pero siempre es norte! Me encanto lo que encontre por aca, me quedo! beso!

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja. El norte es muchas cosas más que un mero punto cardinal. Y sí, dependiendo de dónde nos paremos, cambia.
Me encanta que te quedes por acá.
Besos.

Allan Smithee dijo...

lo siento, me niego a reconocer eso... ¿cuánta gente perdió el norte y lo tenía justo debajo de sus narices?

Leo Mercado dijo...

¿A reconocer qué cosa Allan?
¿El norte magnético, el norte geográfico, o el "norte" que cada uno carga?