domingo, 5 de junio de 2011

Algún 21 (de no sé dónde...)

.
supongo mi aire
andándote el cuello

mis maltrechos dedos
rondándote toda

cierro los ojos

digo
ahora beso
entrarte al alma

pero claro
son las tres de la mañana
y estoy solo
acompañado por una taza de té
de manzanilla
y nostalgia

pensando posibilidades

viendo fijamente
como el silencio
se anida
en el borde palpitante
de la noche
.
.

25 comentarios:

Noelia Palma dijo...

aunque la palabra "nostalgia" está de más (a mi forma de ver, claro) debo decir que es uno de los mejores textos que leí tuyo en muchísimo tiempo... y lo digo sin putear (te)(aunque casi se me escapa)!
debe ser este el té de manzanilla mas sentido del mundo...

es que Leo, uno viene a tu blog y se vuelve a casa rengueando, como muy herido, pero es que si publicaras 10 veces por día las 10 veces vendría a leerte aunque salga cada vez peor!!

y se ve que hoy ando con ganas de hablarte porque me extendí mucho!

te abrazo siempre, da gusto, realmente, ser tu amiga!

Luna dijo...

Algún 21 de un lugar, Marzo. Porque los meses son lugares en donde nacemos. Y dónde cerramos los ojos. Son posibilidades de resprirar hasta besos de madrugada y silencios con sabor a manzanilla.

Saludos muchos, muchos.

Anónimo dijo...

me gusta el borde del silencio de la noche.Es que es un borde tan cambiante, a cada rato, a cada tiempo y a veces en el espacio donde convergen todas las palpitaciones.chau, ana king

Ana Claverso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lidia Fernandez dijo...

Esos cinco versos finales me dejaron sin respiración. Te merecés algo mucho más que un tecito de manzanilla.
Un beso grande

Ananda Nilayán dijo...

Leo, este poema golpea bien hondo a quien sabe perfectamente lo que es estar a las tres de la mañana con una infusión entre las manos y la cabeza llena del otro.

Grande...

Besos

Maritza dijo...

"pero claro
son las tres de la mañana
y estoy solo
acompañado por una taza de té
de manzanilla
y nostalgia"

Me encantó la nostalgia desgarradora que se desprende de tus versos. Vienen bien con esta lluvia, en esta tarde de domingo, en este país llamado Chile, en este lado de la Cordillera de Los Andes...

Abrazos grandes,Leo.

Leo Mercado dijo...

Bueno Noe, saquemos esa palabra. Y dejemos que sea ese texto que te gusta.
Un abrazo, amiga.

Leo Mercado dijo...

Luna, yo no podría haberlo imaginado mejor...
Besos.

Leo Mercado dijo...

Todos los bordes son interesantes, Skywalker, gracias por tus palabras. Chau.

Leo Mercado dijo...

En Malbec "Elementos", Lidia?
Gracias!
Besos.

Leo Mercado dijo...

Si, Vero.
Rescato aquello de tener la cabeza llena del otro, y le agrego el cuerpo.
Un besote.

Leo Mercado dijo...

"Versos prácticos", Maritza. Que alegría me da.
Un besote hasta allá!

Ana Clavero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lidia dijo...

Los dos comentarios eliminados son de una de las que creí haber eliminado, mis excusas.

Malbec para empezar

Susana Inés Nicolini dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Susana Inés Nicolini dijo...

Hace unos días que te he leído y te vuelvo a leer. Sigo pensando lo mismo, es excelente tu trabajo. Aunque comente aquí, en el último post, el Ahistoria me parece fabuloso. Las primeras dos líneas de éste poema, una delicia, y la totalidad un acierto a pleno.
Un abrazo.

Elena Lechuga dijo...

¿Y tú crees que el silencio es nostalgia (va por tí, Noe) ausencia, proyección, soledad o ninguna de las anteriores?
Porque si yo pienso en silencio en sí, simplemente lo que es por serlo; me atrae como a tonta que soy. Pero si me imagino las situaciones de silencio.. me confundo. Debe ser esta tuberculosis que me trae de cabeza...
¿Y si volvemos al mate?

Leo Mercado dijo...

Lidia, con que seas una persona alcanza.
Abrazos.

Leo Mercado dijo...

Gracias Susana por tus palabras. He visitado alguno de tus blogs y me ha parecido fabuloso.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

El silencio y las sotuaciones de silencio.....
No, me tomo un vodka (que mate ni ocho cuartos).
Besos, Elena.

Anónimo dijo...

Pensar posiblidades, está marcando caminos a seguir. Como un poema tal vez.
( snif..tres veces)
bESO

Leo Mercado dijo...

Claro que es marcar caminos a seguir. Y sabés qué? Yo los elijo a todos. Con sus reveses y virtudes....
bESO Grande.

Allan Smithee dijo...

una taza de té acompaña un mundo

Leo Mercado dijo...

Sí, sin dudas. Y a veces más que eso.