domingo, 29 de mayo de 2011

Sin título

.
                        A Lidia Fernández.




tengo que decir que un árbol
enraíza el dorso de mi mano este

que el río que desciende furioso
avecina un revés interrupto
que moja mis pies y riega mi mano

que una mujer que yo no veo
pero que sospecho
observa a la distancia mis artilugios

que aquí nada salva nada
que empuñar estos versos secos
es luchar contra nadie
es resistir ninguna cosa

que del amor no se habla
al menos mientras dure el poema
.
.

22 comentarios:

Maritza dijo...

A mi estos versos me llegan hablando de esas curiosas situaciones donde no es posible hablar o no es necesario (para saberse) y que por lo mismo podrían eternizarse todo lo que quisieran los protagonistas...pero tampoco se concretan...


Un abrazo grande en esta tarde de domingo , después de una siesta...
;)

Ananda Nilayán dijo...

"que del amor no se habla
al menos mientras dure el poema"

Leo, no sé que decir,la verdad. Lo siento tan personal e íntimo, con palabras ocultas a ojos profanos que sólo puedo decir que no se habla, se lee y se siente.

Besos

Noelia Palma dijo...

ay Leo la verdad, el final así bien boludamente lo digo, es terrible...

te abrazaría uufff demasiado amigo!

besote

Luna dijo...

Y Lidia mientras dura el poema, es río y resiste que no sea de amor...

Saludos muchos, Leo.

(Una belleza)

Elena Lechuga dijo...

a veces leerte es como si de repente las palabras afluyeran en torrente, multiplicas lo que está por escribir

y no me digas exagerá que te veo venir

Lidia dijo...

Ahjajaja, "touché". Muy bueno!!
No me digas que no fue un buen desafío...
Gracias: Todo un honor.
Abrazos

Luna: Río y resisto, y agradezco la risa y el poema.

Leo Mercado dijo...

Mar_itza: Otro de esos poemas que están de más.
Gracias por tus palabras tan encantadoras.
Un beso enorme.

Leo Mercado dijo...

Acaso de eso se trata, Vero, de hacer propio lo que nos sirve.
Un beso grande.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajja. Noe: el final es lo mejor!!!!!! (Es para hacer renegar a Lidia).
Besotes.

Leo Mercado dijo...

Gracias Luna. Yo creo que si comentó, es porque resistió las ganas de matarme.
Jajajaja.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Exagerás Elena, pero sospecho que eso es un atributo propio de los peninsulares, no? Jajajajajaja.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Gracias a vos, Lidia, por escribir en el tiempo.
Abrazo.

Cinzia Procopio dijo...

Hermoso!. Vos, siempre tan generoso, y veo a una Lidia orgullosa.
Un gran abrazo, feliz semana.

Leo Mercado dijo...

Gracias Cinzia!!!
Un abrazo para vos también y una linda semana.

Beira Lisboa dijo...

:)

Leo Mercado dijo...

:o

·Cínica· dijo...

¡Hermoso y preciso!

Leo Mercado dijo...

Se agradece enormemente, Cínica.

Susan Urich dijo...

Los ùltimos seis versos, Leo... pffffff!!!!!!!!!!! HDP!

Leo Mercado dijo...

Marcianaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!
Dónde andás?
Besos.

Marie Cedrón dijo...

¡¡¡¡Ah, no!!!! Ahora sí me ofendo, ¿Cómo decís "!otro de esos poemas que están de más?"

Leo Mercado dijo...

Jajajajaja. Noooooooooo.
No te ofendas por favor!!!!! No me refería al poema sino a algo muy puntual respecto al comentario de Maritza!!!!
Besos.