miércoles, 18 de mayo de 2011

16 (tres de)

.
quiero verte regar las plantas
escribir el sobre

quiero ver tu pelo mojado
recostado en la mano
que sostiene tu modorra

quiero que
cuando rompa esa postal
y me duela hasta el hueso
a vos te palpite el ojo izquierdo

y que esa sea la señal
que el mojón nos da
para saber que estamos
.
.
(De "Las tramas de la noche", 2011).

28 comentarios:

Noelia Palma dijo...

voy a dejar un comentario muy bobo, pero muy sincero...
ya te lo dije alguna vez, pero hoy, Leo, tmb es necesario!

Orgullo de ser tu amiga, acá adentro lo siento!

Elena Lechuga dijo...

Parece que hoy coincidimos en la necesidad de saberse encontrando para no estar en existencia simple y abstracta, sola. O éso creo, quién sabe. Aquí no hay mojones.

Te abrazo fuerte, Leo

Leo Mercado dijo...

Mío, Noe....
Abrazo enorme.

Leo Mercado dijo...

Si no hay mojones quizá tampoco señales, Elena. Y sospecho que uno no debería andar por el mundo sin señales.
Uy...........
Besote.

Ananda Nilayán dijo...

:)

OH!!!

Besos

Leo Mercado dijo...

Asombro, Vero?

Besos.

Maritza dijo...

...y que siempre se quedará todo lo que es vuestro, tan íntimamente plasmado en todo sitio, pero especialmente en el fondo del músculo que aprieta.
Me fascinan los detalles que versas, detalles del día a día,eso le da un encanto cercano, natural...
No hay que ir tan lejos a buscar las musas...

Abrazos grandes, Leo!

Jorge Ampuero dijo...

La lectura de tus versos me revelan el origen y la causa para el efecto, donde el deseo de ser es necesario y vital para poder ser.
Te linkeo en mi blog.

Saludos.

Susan Urich dijo...

Vuelvo otro día, estoy muy sensible. Te abrazo mucho.

Leo Mercado dijo...

Que hermoso que puedas detenerte en esos detalles, Maritza. De eso se trata, creo.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Gracias Jorge, por ambas cosas.
Hago lo propio.
Un fuerte abrazo.

Leo Mercado dijo...

Susi...
Un abrazo grande.

Luna dijo...

Ay, ay...me va a dar algo, bah, dos algo. Por aquí y por allá.
Las tramas...Tres de "quiero".

Saludotes grandotes.

Diego dijo...

Que delicadeza tienes en tus versos!

Bárbaro!

Abrazo hermano.
Diego.

Leo Mercado dijo...

Luna, me mató tu comentario: no lo entendí.
Jajajajaajajajajajaja.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Gracias, Diego.
Un abrazo grande!

Anónimo dijo...

Querer es poder.

Tal vez la culpa sea de Platón. Él decía que los poetas son mentirosos. Coincido. Pero ojo, no me referiero a una intención de engañar, de estafar sino a esa capacidad que tienen algunos de generarte un mundo a la necesidad del lector. Quien lee nunca sabrá, si realmente la musa existe, si es una mujer, una planta o la tapa de la cacerola. Si los sentimientos son reales, si la frase " quiero verte regar las plantas, escribir el sobre", significa eso o hay un doble sentido. Al leer los comentarios de esta gente que te sigue y te apoya, veo que todos lo hacen propio. EStrujan y traducen los versos contruyendo una realidad que cada quien prefiere, y les generás suspiros, emociones,sentimientos. ¿ Sos consciente de eso? Es maravilloso tener esa capacidad de escribir y dejar al lector con la boca abierta. Te felicito, tenés un 10

Abrazo de tortuga terrestre ( abrazo complicado te diré)

Leo Mercado dijo...

El que se queda con la boca abierta soy yo..... :O
bESO

Luna dijo...

Ajá! No entendiste el comentario...bueh, Anónimo me sacó las palabras de los dedos.

Un saludote sureño.

Leo Mercado dijo...

Ya. Gracias Luna.
Besos.

Anónimo dijo...

Tampoco entendió el mío,Luna.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja.
Querés la otra mejilla?

Esilleviana dijo...

interpretar señales para confirmar conjeturas y presentimientos, tranquiliza y fortalece la autoestima jaja.

Escribes muy bien.

un saludo

Leo Mercado dijo...

Gracias por tus palabras, Esilleviana.
Un beso.

Lidia dijo...

Como me gusta encontrar en un poema palabras como modorra!!!
Cuando sea joven quiero escribir como vos
Beso

Cecilia dijo...

supongo que hay señales, pero no las vemos, no las escuchamos, se nos escapan al tercer ojo. Pero sería bueno que fueran contundentes, así andaríamos con más certezas por la vida. O no.
Un abrazo, poeta.

Leo Mercado dijo...

Juaaaaaaaaaa.
Lidia: no voy a preguntar por qué.
Y yo cuando vuelva a nacer y la selección natural literaria me sea favorable, quiero agarrar el lápiz (al menos) como vos.
Nunca estaríamos a mano, igual.
Besos.

PD: Me hacés reir mucho.

Leo Mercado dijo...

Marina: Ojalá nunca tengamos certezas de muchas cosas. Sospecho que si así fuera, habría búsquedas que no emprenderíamos, soledades que no tendríamos, amores que no serían tales, noches de lucidez....
Y yo no sé si quiera, no sé...
Un beso gigante, poeta.