domingo, 15 de mayo de 2011

13

 .
                                                                                             A T., por estar justo ahí.


Como una lanza que, después de volar muchos metros por el aire, me atraviesa el pecho y me abate contra el suelo.

Así,
el músculo aprieta.

 


(De "Las tramas de la noche", 2011).

26 comentarios:

Maritza dijo...

Espero que sea por amor, amigo...

Besos!

Cinzia Procopio dijo...

Siempre quiero creer que sólo por amor se vive contra el suelo, pero a gusto, así el músculo aprieta.

Te mando un beso grande, grande, pero grande.

Cinzia Procopio dijo...

Se me pasó comentarte que en la foto del perfil estás sencillamente guapo. Lo digo yo y lo sostengo. Así que, poeta, sin rechistar, por favor.

Ananda Nilayán dijo...

Totalmente descriptivo, Leo.
Se lee y se queda uno clavado contra el suelo y siente ese músculo mientras tus imágenes te llenan.

Besos

Elena Lechuga dijo...

Cuando el músculo aprieta, el aire falta. Y nos regalas versos como éstos.

Mi abrazo fuerte.

Maritza dijo...

Sí, está guapo, apoyo la moción de Cinzia!! y que no diga nada!!
;)
Sólo que la "remera" y ese mensaje...mmm...
;)
;)

Abrazos desordenados de mañana de domingo muy temprano!

Noelia Palma dijo...

así con esa fuerza que viene se queda... no?

abrazotes Leo!! :)

Anónimo dijo...

Desde el punto de vista literario diré que te envidio. Envidio esa capacidad tuya de expresarte; de ,con una precisión armoniosamente equilibrada, decir.
Desde el punto de vista personal, es imposible de comentar ( los lectores también nos reservamos los derechos)

Y en cuanto a tu foto te perfil, no salís tan lindo, así que no te agrandés

Leo Mercado dijo...

No, pero deriva en...
Gracias Maritza.
Besos.

PD: Jajajajaja. La remera es un "mensaje a quien corresponda". (siempre hay alguien que se ponga el sayo, no?).

Leo Mercado dijo...

Yo también quisiera creer eso, Cinzia. Puedo decir incluso que a veces es, justamente el amor, el que nos levanta del suelo.
Besotes.

PD: Gracias por las palabras y por lo otro (bueno, bueno, no rechisto...)

Leo Mercado dijo...

Gracias Vero!
Ese concepto de la descripción y la asimilación (en ese orden) es el blanco al que apunto muchas veces.
Un fuerte beso.

Leo Mercado dijo...

Gracias, Elena. Esa satisfacción es el aire que preciso.
Besos.

Leo Mercado dijo...

Si, Noe, a veces se queda más de lo esperado. Y no me queda más que resistir....
Besos, amiga.

Leo Mercado dijo...

Jajajajajaja.
Shhhhh, callate. Vos porque me soportás todos los días.
Ya te voy a sacar verdades a vos, a la hora del mate.
Besos.

Susan Urich dijo...

Ese músculo infame...

Eso, que se comprime hasta quedar como un punto. Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Los músculos siempre son infames.
Abrazo enorme Susi.

Cinzia Procopio dijo...

Tu comentario me honra. Gracias, mi querido Leo.
Te abrazo fuerte (y que el músculo apriete, no importa).

Leo Mercado dijo...

Te aprecio mucho, Cinzia, y lamento tus ausencias cibernéticas.
Besos.

Luna dijo...

Poderosa lanza. Con "L" de Leo y que está donde tiene que estar.

Saludos grandotes.

Simplementeyo dijo...

Hay muchos tipos de lanzas que nos puede atravesar, unas nos hieren profundamente de dolor y otras nos hieren de entusiasmo.

Muy bonito.

Un abrazo y una sonrisa:)

Leo Mercado dijo...

Sí, Luna, definitivamente sí.
Un beso grande.

Leo Mercado dijo...

Gracias, Simplem.
Tenés mucha razón.
Besos.

Esilleviana dijo...

Comparto al admiración de todas las mujeres de tu blog: cuando los ligamentos carnosos se contraen con la fuerza y el ímpetu de una lanza, es cuando se siente un dolor especial y diferente. Dulce sensación dolorosa...

Muchas gracias por tu visita y comentario. Me gustó mucho.

un abrazo

Leo Mercado dijo...

Gracias por tus palabras, E.
Abrazo grande.

...jebumarï... dijo...

vi la lanza y se me estremeció el pecho... oh!! qué real leoo!! y verde puro

reapareciendodeapoco...

un abrazo gigante :)

Leo Mercado dijo...

Dale, Jesu, volvé de a poco o abruptamente...
Te esperamos.
Besos.